Futbolargentino.com Buenos Aires Jueves, 10 / Oct / 2019

El jugador de Independiente, Sánchez Miño, habló sobre la irregularidad en el juego bajo el mando de Sebastián Beccacece

Archivado en Primera División

Afuera de la Copa Sudamericana, Independiente se aferra a la Copa Argentina. El próximo compromiso por ese certamen será el viernes 25 ante Lanús, en Rosario, por los cuartos de final.

Sánchez Miño habló sobre la actualidad de Independiente
Sánchez Miño habló sobre la actualidad de Independiente

Desde el arribo de Sebastián Beccacece, Independiente ha evidenciado un contraste entre los partidos que jugó de local y de visitante. Sánchez Miño reconoció que les ha costado dar una buena imagen en otras canchas que no sea la de Avellaneda: "Esa es una cuenta pendiente. En nuestra cancha nos sentimos muy cómodos con el empuje de la gente. Afuera nos cuesta más y sabemos que tenemos que mirar hacia adentro y mejorar", reconoció el futbolista de 29 años. 

"Nos obsesiona cada vez ser mejor equipo y tratar de ganar cada vez más seguido. Después de la derrota con Vélez nos fuimos muy dolidos", dijo Sánchez Miño. 

Y dado a que en más de una ocasión el plantel se fue silbado al vestuario el jugador bancó al cuerpo técnico y a la unión del equipo a pesar de los malos rendimientos: "Nosotros creemos muchísimo en el trabajo, ideología y valores de Sebastián Beccacece y su cuerpo técnico. En su ideología, sus valores. Es un grupo muy homogéneo que tiene muy claro lo que hace. En estos momentos lo que nos queda es trabajar y es lo que nos va a llevar, a la larga, que las cosas salgan”.

Continuó: "Nosotros nos preocupamos por generar siempre, pero cuando no podemos tener la pelota hay que hacer hincapié en cortar los avances del rival, algo que se vio en algunos partidos como el de Defensa y Justicia".

Afuera de la Copa Sudamericana, Independiente se aferra a la Copa Argentina. El próximo compromiso por ese certamen será el viernes 25 ante Lanús, en Rosario, por los cuartos de final. ¿Quedar eliminado sería un fracaso? Sánchez Miño no quiso ser tan terminante: “Fracasar es dejar de intentar y de luchar. Dejar de buscar crecer día a día y este grupo nunca lo va a hacer, nunca va a tirar la toalla. Nunca va a dejar de intentar, nunca va a venir un día sin ganas de entrenar. Nunca va a salir a una cancha sin darlo todo. Después el resultado a veces es el que manda, pero nosotros en el interior sabemos que vamos a darlo todo pero desde el lunes cuando venimos acá a entrenar".

Lo cierto es que la actualidad de Independiente es inestable, como si tuviera dos caras. "El fútbol tiene esas cosas”, concluyó el lateral izquierdo que últimamente viene jugando de volante interior.

 

Redacción deportes - Futbolargentino.com