Futbolargentino.com Buenos Aires Viernes, 22 / Mar / 2019

A pesar de la vuelta de Messi, Argentina sufrió un cachetazo histórico ante Venezuela

La Vinotinto se impuso por 3 a 1 logrando el segundo triunfo de su historia ante Argentina.

Lionel Messi no tuvo un reestreno feliz en Argentina (Foto: @Argentina)
Lionel Messi no tuvo un reestreno feliz en Argentina (Foto: @Argentina)

Duro revés para  una Selección Argentina que quedó demostrado que cada día es menos de Lionel Messi y más del desorden típico de una asociación que sigue sin tener un proyecto en foco.

El improvisado equipo de Lionel Scaloni fue derrotado por 3 a 1 de manera histórica por un rival que apuesta a todo lo contrario y que merece como pocos proyectos en el mundo el premio de llegar a una Copa del Mundo

El esquema táctico no quedó claro en ningún momento y la Albiceleste pagó caro sus errores sobre todo a nivel defensivo. 
De hecho, de entrada Salomón Rondón sacó proyecto de un mal cierre de Gabriel Mercado y tras un pelotazo y decretó el 1 a 0. Tras el gol, a Argentina lo costó ordenarse y de no ser por Franco Armani la diferencia pudo haberse estirado. Mientras tanto, a nivel ofensivo las ocasiones se limitaron a dos situciones que Messi creó y que Lautaro Martínez no pudo terminar de aprovechar. 

Encima, justo antes del final del primer tiempo llegó el segundo gol de la mano de Jhon Murillo, el mismo que había silenciado el Monumental en el último enfrentamientos entre ambos en las Eliminatorias rumbo a Rusia 2018. 

Scaloni metió mano en el entretiempo: Walter Kannemann, Domingo Blanco y Matías Suárez ingresaron por Gabriel Mercado, Lisandro Martínez y Gonzalo Martínez, cambio que le dieron algo de aire fresco al equipo. 

Así, a los 13, una buena combinación entre Messi y Giovanni Lo Celso dejó en una chance clara a Lautaro Martínez que marcó el tanto del descuento. 

Pero, la jornada se terminó de tornar como complicada cuando Juan Foyth le cometió un infantil penal a Josef Martínez que el propio delantero del Atlanta United no falló. 

Tras el 3-1 quedaron 15 minutos en los cuales Argentina poco pudo hacer. Una vez todo lo de Argentina quedó limitado a una genialidad de Messi mientras la gran mayoría miraba o lo buscaba para darle la pelota.

¿Es la solución un equipo tan improvicado? ¿Eran todos los nombres convocados los necesarios para el famoso recambio que se pedía? ¿Era necesario un recambio tan numeroso? Lo que queda claro es que salvo Lo Celso, Messi nunca tuvo un socio. ¿Y cómo tenerlo si el indicado es Sergio Agüero y no fue convocado? 

Redacción - Futbolargentino.com