Futbolargentino.com Buenos Aires Sábado, 15 / Jun / 2019

Ucrania derrotó a República de Corea y se coronó campeón del mundo Sub 20

El combinado europeo se consagró campeón invicto del certamen.

Ucrania se consagró campeón invicto. (Foto: Getty Images)
Ucrania se consagró campeón invicto. (Foto: Getty Images)

La selección de Ucrania se recuperó y dio vuelta el marcador para vencer a República de Corea 3 a 1 y conquistar su primer título en el Mundial Sub 20.

En la primera jugada del partido, Corea se encontró con un penal, previa revisión del VAR, para ponerse en ventaja.

No hubo que esperar más que segundos desde el pitido inicial para presenciar el frente a frente de los dos nombres propios del Mundial, por nivel e impacto mediático, de Kangin Lee (se llevó el balón de oro a mejor jugador) y Andriy Lunin (premiado con el guante de oro al mejor arquero del torneo). 

Los jugadores se miraron cara a cara y el del Valencia no titubeó en engañar al del Real Madrid, cambiarle el palo y para marcar la ventaja para los asiáticos.

El escenario era ideal para el combinado coreano, experto en defender resultados toda vez que se pone arriba de sus rivales en el marcador, con su línea de tres medios bien pegados a sus cinco defensas.

Y así fue. Los europeos debieron adoptar un comportamiento más activo que, casi por primera vez en el torneo, y ponerse en la piel de protagonistas desde el esférico.

Fue Vladyslav Supriaha quien recibió en el área y se aprovechó de un buen control para girar dentro del área y aprovechar las dudas de los coreanos al despejar una falta para firmar el empate.

Con el 1-1 en el marcador, Ucrania se sacó de encima el nerviosismo propio de un equipo que por primera vez iba por debajo en el marcador, y recuperó su papel habitual en los partidos

En el minuto 52, llegó el doblete del jugador del Dynamo de Kiev, que fue suplente en el inicio del certamen y héroe en la final, y con sus dos goles puso el punto final a una de las historias del Mundial. 

Detectó el espacio entre los centrales coreanos, corrió a máxima velocidad para ocuparlo, e hizo de la recepción un control orientado que solo le dejó opciones para definir.

El portero madridista que actuó esta última temporada en Leganés, hizo gala de su poderío aéreo, su liderazgo, su madurez y su lectura de juego para anticiparse a cada movimiento rival.

Heorhiy Tsitaishvili, más intermitente en la segunda mitad, terminó de castigar los espacios cedidos por Corea con una espectacular carrera que terminó en un contragolpe vertiginoso, un disparo cruzado y el golazo que le dio a Ucrania su primer título mundialista.

Redacción - Futbolargentino.com