Futbolargentino.com Buenos Aires Domingo, 03 / Jun / 2018

Selección Argentina: peligra partido amistoso ante Israel por tensiones políticas

La Liga Árabe también criticó el partido entre la Selección Argentina e Israel en Jerusalén.

Lionel Messi y Sergio Agüero entrenan en Barcelona. (FOTO: Twitter)
Lionel Messi y Sergio Agüero entrenan en Barcelona. (FOTO: Twitter)

La Liga Árabe criticó este domingo la participación de la Selección Argentina de fútbol en un partido amistoso con la israelí, previsto para el próximo 9 de junio en Jerusalén.

En un comunicado, los representantes del Estado palestino en la entidad panárabe aseguraron que Israel "aprovecha" este tipo de eventos para sus "propósitos políticos que no tienen que ver con el deporte, además de dañar los derechos del pueblo palestino".

El partido se disputará en un estadio "construido sobre uno de las 500 pueblos palestinos destruidos por la ocupación israelí" hace 70 años, concretamente en "el pueblo de Al Malha", en el suroeste de Jerusalén, destaca el comunicado.

En un primer momento se valoró que el amistoso se disputase en el estadio Sami Ofer de Haifa, pero después de "una intensa presión política", según medios israelíes, se decidió que se juegue en el Tedy Kollek de Jerusalén.

La ministra de Cultura y Deportes israelí, Miri Reguev, resolvió que la urbe, cuya parte este está ocupada por Israel desde 1967, es el lugar idóneo para el encuentro.

Un diputado palestino con nacionalidad israelí por la Lista Común, que representa a la minoría árabe de Israel, pidió este jueves a la Selección Argentina que reconsidere la celebración del partido amistoso que su selección disputará con la del país el próximo 9 de junio en Jerusalén.

"Es de gran preocupación para mí y para la Lista Común que este partido se celebre en Jerusalén", dijo el parlamentario Yusef Yabareen en una carta dirigida al embajador argentino ante Israel, Carlos Faustino García.

Para Yabareen, "Israel siempre ha buscado el reconocimiento internacional y la aceptación de Jerusalén como su capital", y "este reconocimiento no debería ser correspondido".

Los palestinos reivindican como capital de su futuro estado la parte este de Jerusalén, ocupada por Israel desde 1967 y anexionada de manera unilateral en 1980.

Este responsable del Comité de Relaciones Internacionales del Parlamento, donde la coalición árabe es tercera fuerza política, remarca al representante argentino que Jerusalén "fue adquirida en violación del Derecho Internacional, como se presenta en numerosas resoluciones de la Asamblea General y del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas".

"Hacer el partido en Jerusalén otorga legitimidad y apoyo a las continuas violaciones de los derechos humanos del Gobierno israelí", incluyendo "el robo de tierras", considera Yabareen.

Después de la creciente tensión en la Franja de Gaza y la muerte en las protestas de la Gran Marcha del Retorno de "65 palestinos que fueron disparados por Israel", si el encuentro amistoso se celebra finalmente, "se enviará a Israel el mensaje de que sus violaciones de derechos humanos serán simplemente ignoradas".

La Asociación de Fútbol Palestina también se opuso esta semana a que el amistoso se aloje en la ciudad santa, porque considera que es un apoyo para "normalizar" la ocupación de Jerusalén Este.

"Es una decisión que, dado el contexto actual, la Asociación de Fútbol palestina rechaza y condena", expuso su presidente, Yibril Rajub, tras los recientes traslados de las embajadas de EE.UU., Guatemala y Paraguay a Jerusalén, rompiendo el consenso internacional histórico de no reconocer soberanía sobre la ciudad hasta que palestinos e israelíes no alcancen un acuerdo de paz.

En un primer momento se valoró que el encuentro se celebrase en el estadio Sami Ofer de Haifa, pero después de "una intensa presión política", según recogieron medios israelíes, se decidió que se juegue en el Tedy Kollek de Jerusalén.

El partido entre la Argentina e Israel debe jugarse el próximo 9 de junio, aunque estaría en peligro de disputarse.

EFE