Futbolargentino.com Buenos Aires Martes, 12 / Feb / 2019

Tottenham y un proyecto que vale más que 90 minutos

El impulso de construir el nuevo estadio sin dejar de lado la pelota fue posible. 

Las obras del nuevo estadio. (Foto: tottenhamhotspur.com)
Las obras del nuevo estadio. (Foto: tottenhamhotspur.com)

Lo visible es el resultado final con las tres variables posibles: ganar, empatar o perder. Pero detrás de ese paredón superfluo hay un entorno con múltiples aristas que también juega su propio partido, pero en silencio. ¿Cuál es el objetivo? Sí, levantar títulos, aunque el recorrido a veces te lleva a tomar otro camino que no era el inicial. Y está bien. No es cambiar de opinión, sino acomodarse a las circunstancias.

Tottenham decidió construir un estadio, detalle no menor. Este paso trascendental no sólo requiere de esfuerzos monetarios sino también de una palabra que escasea en estos tiempos: paciencia. Como toda apuesta, se sabe que en algún momento algo vas a perder. No creerlo así sería ponerse el traje de iluso.

Por fortuna conocí White Hart Lane, y debo reconocer que me dio pena saber que no lo volvería a pisar. Pensaba: "¿Cómo pueden destruir un sitio tan pintoresco e histórico?". Acto seguido me respondí: "Es momento de avanzar y crecer, Tottenham necesita dar un salto de calidad como institución".

Y recordé el famoso Highbury. El Arsenal también transitó por aquellos senderos con piedras en el camino que Arsene Wenger debió sortear. ¿Qué importa lo que había conseguido en un pasado si de igual manera lo iban a castigar por no fichar? Esto no es el Football Manager donde el hincha puede mover los hilos a su antojo.

En una ocasión escuché al francés decir que Tottenham, por fuerza mayor, se vería obligado a vender a Harry Kane, uno de sus jugadores más destacados, para cubrir el gasto que le demandaba el nuevo estadio. No lo afirmó, sólo fue un supuesto. Aquí me detengo, porque nada de eso ocurrió. El esfuerzo que hizo el presidente Daniel Levy y compañía para retener a los pilares del equipo es elogiable. Un hombre de palabra.

Pero así como Dios da y también te quita, los refuerzos pedidos por la "tribuna" no llegaron. ¿Tan difícil es valorar lo que uno tiene? No, claro... sólo importa ganar. Los tres puntos seducen y desilusionan si no se consiguen.

El estadio tiene capacidad para  62.062 espectadores. (Foto: @Coral)

De todas formas, el equipo logró mantenerse las últimas temporadas entre los mejores de la Premier League (donde hasta el rival más humilde de la categoría se planta con honor) y compitiendo en Europa. Mis respetos para Mauricio Pochettino y su cuerpo técnico. Porque permanecer a tiro en una liga tan feroz como la inglesa no es un logro menor.

El enfoque erróneo es asociar todas las metas con un trofeo. La ambición va más allá de una medalla colgada. No pretendo minimizar un título, al contrario. Todos queremos ver copas en la vitrina, pero no olvidemos que sólo uno alcanza la gloria. Ni hablar cuando la suerte tampoco acompaña... ¡qué frustrante! El rival también juega y hacer todo lo posible no otorga garantías.

Mucho se habló del hogar transitorio de los Spurs: el mítico Wembley. Me atrevo a decir que para los hombres de Poch, jugar allí no fue un sacrificio, sino un honor que requirió de cierta aclimatación. Pronto será anecdótico y el Tottenham Hotspur Stadium abrirá sus puertas a una nueva ilusión.

Rosario Pompizzi - Futbolargentino.com