Futbolargentino.com Buenos Aires Martes, 09 / Dic / 2014

Marcelo Gallardo, un 'hombre de la casa' a la medida de River Plate

Archivado en Copa Sudamericana

Con apenas 38 años y en su segunda experiencia como entrenador, Marcelo Gallardo busca a expensas del Atlético Nacional su primer título internacional en la conducción del equipo donde se formó y del cual es simpatizante: River Plate.

Marcelo Gallardo, un 'hombre de la casa' a la medida de River Plate
El DT de River Plate de Argentina Marcelo Gallardo (c) observa a su equipo durante un entrenamiento. EFE

'El Muñeco' desembarcó en el club donde surgió y jugó durante ocho años el 6 de junio del 2014, con un gran desafío ya que el equipo 'millonario' venía de ser campeón del torneo local de la mano del técnico más ganador de su historia, Ramón Díaz.

Sin embargo, con el apoyo incondicional del secretario técnico, el uruguayo Enzo Francescoli, y del presidente, Rodolfo D'Onofrio, Gallardo se adaptó a la plantilla heredada y, con su impronta, logró forjar un equipo ganador.

Con 30 partidos jugados en la temporada, Gallardo suma 17 triunfos, 10 empates y apenas dos derrotas en un semestre que le permitió igualar la serie invicta más larga en la historia del club en 1922-1923, con 31 encuentros sin perder.

A la plantilla constituida, Gallardo sólo sumó un portero suplente como Julio Chiarini, el centrocampista ofensivo Leonardo Pisculichi y repatrió a los uruguayos Carlos Sánchez y Rodrigo Mora.

El exentrenador del Nacional de Uruguay, conocedor del gusto y de las preferencias por el buen juego del simpatizante de River, consolidó un once titular al que rodeó de varios juveniles surgidos de la cantera.

Junto a su cuerpo técnico, integrado por Matías Biscay, Hernán Buján, César Zinelli y Alberto Montes, y con la preparación física de Pablo Dolce, Gallardo redobló la apuesta en este semestre y apuntó a los tres frentes: el bicampeonato en el certamen doméstico, la Copa Sudamericana y la Copa Argentina.

La eliminación en los cuartos de final de este último torneo, al caer por penaltis con Rosario Central, dejó dos objetivos por delante hacia fin de año.

El calendario sobrecargado de partidos obligó al entrenador a la rotación de jugadores, que no le permitió sostener su andar imparable en la liga local y cedió, a tres jornadas del final, el liderato en manos de Racing.

Sin embargo, la eliminación de Boca Juniors en la semifinal de Copa Sudamericana le dio al técnico un reconocimiento y una idolatría por parte de su público.

El fallecimiento de su madre, días antes de la revancha, le dio a esta victoria una emotividad que quedó expresada en la dedicatoria de toda la plantilla para su conductor.

Diecisiete años después de aquella consagración de la Supercopa Sudamericana en 1997 bajo la conducción de Díaz, Gallardo quiere lograr un nuevo título internacional para su River Plate, el club donde se formó y al que volvió como técnico para ser campeón. Fernando Czyz. EFE