Futbolargentino.com Santiago de Chile Martes, 13 / Dic / 2011

Jorge Sampaoli, un émulo de Bielsa que halló en Chile la ruta del éxito

El coro de millares de voces expresa claramente el romance entre la hinchada de la Universidad de Chile y el entrenador argentino.

Jorge Sampaoli, un émulo de Bielsa que halló en Chile la ruta del éxito
El DT argentino Jorge Sampaoli de la Universidad de Chile/EFE
"Sampaoli, Sampaoli/ yo te quiero agradecer, por hacer jugar al 'Bulla'/ como lo hacía el Ballet".

El coro de millares de voces expresa claramente el romance entre la hinchada de la Universidad de Chile y el entrenador argentino Jorge Sampaoli, que según el diario británico 'The Times' dirige al equipo que actualmente juega "el mejor fútbol del mundo".

Admirador y émulo confeso de su compatriota Marcelo Bielsa, este santafesino nacido en 1960 es, al igual que el 'Loco' de Rosario un asceta obsesivo del trabajo y creador, según 'The Times', de una nueva revolución táctica en el balompié.

"Uno siempre se ha fijado en la filosofía de los equipos de Bielsa y eso fue generando esa opinión. Además, vivo los partidos con mucha intensidad, demasiada. Lo tengo que controlar, pero no puedo", opina Sampaoli.

Con él, la 'U' suma invicta 34 partidos y avizora su primer título internacional, la Copa Sudamericana, a lo largo de la cual le han convertido apenas dos goles y en la que se ha paseado triunfante por Uruguay, Brasil, Argentina y Ecuador.

Algo nunca visto en el fútbol chileno, tradicional potencia de segundo orden en la región y que da la razón a los hinchas que comparan a esta U con el mítico 'ballet azul' de los años 60.

Pero ese 'ballet', que en Chile lo ganó todo en ese tiempo pasó inadvertido a nivel internacional.

Con un carácter más extrovertido que Bielsa, "San Paoli", como también le llama la barra, no ha vacilado en revolcarse de gusto en la cancha del estadio del Colo Colo, el máximo rival de la U, tras un gol de sus dirigidos.

En 1996, fue expulsado en un partido del Alumni, su equipo en la liga local de su pueblo, pero trepó a un árbol y desde las ramas continuó dirigiendo; fue la primera vez que salió fotografiado en un diario, imagen que le valió su pase al Argentino, equipo filial del Newell's, de la primera B Metropolitana.

En el 2000 Sampaoli dirigió al Juan Áurich peruano y ese mismo año se fue al Sport Boys. En 2003 llegó al Coronel Bolognesi donde estuvo hasta el 2005 para regresar al año siguiente cuando llevó al equipo de Tacna a la Copa Sudamericana.

A Chile llegó a finales del 2007 al O'Higgins de Rancagua, con el que alcanzó la liguilla del Clausura 2008 en la que su equipo fue eliminado por la Universidad de Chile.

Salió del O'Higgins a mediados del 2009 y en 2010 llegó al Emelec ecuatoriano con el que participó en la Libertadores sin superar la fase de grupos, aunque después lo llevó a la final de la Liga, a la Copa Sudamericana y a la Libertadores 2011.

En diciembre de 2010 llegó a la Universidad de Chile, con rentabilidad inmediata, pues el 12 de junio pasado su equipo goleó por 4-1 a la Universidad Católica, en la final del Apertura 2011. Fue el decimocuarto título en la historia de la U.

Ello le reportó la clasificación a la Libertadores 2012, y le abrió la ruta a la edición 2011 de la Sudamericana que está ahora a punto de embolsarse, tras ganar (0-1) la final de ida al Liga Deportiva Universitaria ecuatoriano.

Esta final encuentra además a la U de Sampaoli clasificada a las semifinales del Clausura 2011, en el que ha jugado varios partidos decisivos con formaciones "alternativas" sin que su rendimiento se haya resentido.

El triunfo no ha envanecido a Sampaoli, al que en cada coyuntura adversa de la selección de Chile la prensa menciona como sucesor de Claudio Borghi.

En ese plano, considera exageraciones las publicaciones que definen a la U como "el Barcelona de América" o "el mejor del mundo en la actualidad".

"Es exagerado que nos consideren el mejor equipo del mundo. No puedo evaluar si somos los mejores. El grupo ha logrado coincidencia entre jugadores y cuerpo técnico, pero no puedo evaluar si la U juega mejor que cualquier equipo del mundo", opina al respecto.

Sobre su eventual llegada a la selección, cree que es un tema a considerar, pero en un futuro todavía indefinido:

"Ojalá la selección se dé cuando este proceso termine", comentó al respecto, sin precisar cuándo considerará cerrado este ciclo, pues ya formalizó la extensión de su vínculo con los azules hasta finales del 2013. Nelson Sandoval Díaz. EFE