Futbolargentino.com Buenos Aires Viernes, 02 / Nov / 2018

Mauricio Macri confirmó que la final de la Libertadores será con hinchada visitantes

Mauricio Macri dio a conocer que la final de la Copa Libertadores entre Boca Juniors y River Plate se jugará con ambas hinchadas.

Final Boca y River se jugará con ambas hinchadas. Foto: Twitter
Final Boca y River se jugará con ambas hinchadas. Foto: Twitter

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, afirmó hoy que ha pedido a autoridades nacionales y de Buenos Aires que se trabaje para que las finales de este mes entre Boca Juniors y River Plate por la Boca Libertadores puedan tener público visitante, tras años de prohibición por razones de seguridad.

"Lo que vamos a vivir los argentinos en unas semanas es una final histórica. También una oportunidad de demostrar madurez y que estamos cambiando, que se puede jugar en paz. Le pedí a la Ministra de Seguridad que trabaje con la Ciudad para que el público visitante pueda ir", remarcó el jefe del Estado en su cuenta de Twitter.

No pasó mucho el tiempo para que ya haya una respuesta para saber si se juega con ambas hinchadas, donde Macri, confirmó que la final habrá visitantes, "Ya hubo una reunión de trabajo, están arreglando con qué pautas, pero va a ser con público visitante, sí. Hablé con el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, esto es algo excepcional y lo vamos a intentar".

Seguidamente sostuvo, "Es una decisión que hemos tomado desde el Gobierno Nacional y de la Ciudad. No es que no se puede organizar, se organizó en el pasado, se trata de hacer memoria y hacerlo como se hacía antes con algunas herramientas más de tecnología, como utilizamos en el Operativo tribuna Segura, donde hemos logrado erradicar muchos barras de los estadios. Fueron 940 operativos, 1.692 violentos no pudieron ingresar a los estadios, capturamos 490 prófugos".

Por otro lado, el partido de ida tendrá lugar en La Bombonera, el estadio de Boca, el 10 de noviembre, y la revancha el 24 de noviembre en el Monumental de River Plate, apenas seis días antes de que a poca distancia de ese lugar se celebre la cumbre de presidentes del G20, un evento que ya hizo mover las fechas previstas en un principio.

Desde hace varios años, la violencia registrada en los estadios de los principales equipos argentinos, que se cobró con muertes de hinchas, llevó a prohibir el acceso de público visitante. La petición de hoy del mandatario, quien fue presidente de Boca entre 1995 y 2007, ya la están estudiando las autoridades de seguridad, al tiempo que está generando fuerte controversia en el país.

Representantes como Guillermo Madero, director de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos de la ciudad, habían descartado la posibilidad de hacer una excepción en estos encuentros por motivos de seguridad, así como otros altos cargos competentes en la materia. Ya este jueves, Macri recalcó en una rueda de prensa ofrecida en Córdoba (centro) la "atractividad mundial" que supone la final de la Copa Libertadores que disputarán los dos equipos más emblemáticos del país.

"Además de ser maravilloso desde el punto de vista deportivo, va a tener una atractividad mundial porque Boca y River es un partido conocido en el mundo del fútbol de todos los continentes", aseguró el mandatario, para considerar que se trata de "algo único" y "una final histórica que tal vez jamás se repita".

Mirá también: River Plate vs Boca Juniors: la prensa Argentina ya vive la final de la Libertadores

En este sentido, destacó que es una "gigantesca oportunidad" para que el país vuelva a mostrar el "nivel de madurez" que, en su opinión, mostró en octubre durante los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018. "Más de un millón de personas hicieron colas para ver todas las disciplinas, todo salió perfecto", apuntó, y dijo que es la oportunidad de mostrar "lo mismo"