Futbolargentino.com Buenos Aires Jueves, 15 / Nov / 2018

River Plate: Marcelo Gallardo y sus mejores frases en conferencia de prensa

El DT de River Plate, Marcelo Gallardo, habló en conferencia de prensa antes de la gran final ante Boca Juniors por la Copa Libertadores.

SIGUENOS EN:

Google News
Marcelo Gallardo en conferencia. Foto: Twitter
Marcelo Gallardo en conferencia. Foto: Twitter

El técnico de River Plate que no podrá estar en la final de la Copa Libertadores ante Boca Juniors, Marcelo Gallardo, habló en conferencia de prensa sobre todo lo que se vive alrededor de la Superfinal y, sobre todo, con respecto a la supuesta 'celebración' con los hinchas del 'Millonario' luego del empate por 2-2 en la Bombonera.

 "Fue una explosión de felicidad, fue una especie de desahogo por lo que había vivido viendo al equipo. Primero que nada fue una expresión de sentir que el equipo había respondido de buena manera en una cancha siempre complicada, siempre difícil y en una final. Tenía una sensación muy linda de lo que había visto", dijo el DT.

A continuación, las mejores frases de la conferencia de Gallardo:

Sobre cómo vivió la ida de la final

"Lo viví horrible, una sensación muy fea que no le deseo a ningún entrenador del mundo. Una cosa es estar suspendido o que no te dejen entrar al campo de juego y otra es apartarte y aislarte de un episodio como este. La sensación fue feísima, traté de asimilarla de la mejor manera y bancármela".

"Estuve en contacto con los jugadores hasta que se fueron del Monumental. Estaba tranquilo sabiendo que los jugadores iban a llevar a cabo una idea de juego, estaba tranquilo y confiado y a ellos también se los veía seguros. Después cuando empezó el partido uno se pone tenso porque estaba en una situación incómoda, me pasa adentro de la cancha, imaginate lo que es viendo el partido por televisión".

Sobre el 'festejo' en el Monumental

"No fue una explosión de felicidad. Fue una especie de desahogo de lo que había vivido, de ver el equipo… de sentir que el equipo había respondido de muy buena manera en una cancha siempre complicada, siempre compleja, en un partido decisivo, en una final y tenía una sensación muy linda. Me sentí representado por el equipo, por mi equipo de trabajo y por haber jugado un primer tiempo que no creo que muchos equipos hayan tenido esa postura y tratar de demostrarla. Eso me condujo a estar en un estado de satisfacción".

Lo que le dejó la primera final en su análisis:

"Los vaivenes del partido fueron cambiantes. Los viví con muchísima tensión y más en el lugar donde yo estaba. Terminado el partido sentí que el equipo había jugado un muy buen primer tiempo. Después el partido fue parejo y pudimos haber perdido en la última jugada, fue una descarga con cinco mil o no sé cuántos hinchas había en el club en ese momento y yo como mis jugadores nos debemos a los hinchas".

"Y si los hinchas están ahí acompañando, como estuvieron en el saludo previo a la partido al estadio de Boca y después, porque fueron dos días de que la gente se expresaba de una manera, de acompañar, de bancar, de sostener al equipo emocionalmente antes de una final como esta me pareció bien que nosotros como protagonista le devolviéramos algo".

"Después, el chiquitaje absurdo o la mediocridad es problema de los demás. Fue una expresión natural de compartir con nuestra gente. Nosotros tenemos ida y vuelta, nos sostenemos en ese ida y vuelta con nuestro público. No creo que los jugadores de Boca estén pensando en lo que hice, igual que nuestros jugadores, pero no se van a agarrar de ese chiquitaje como algunos quieren hacer creer, eso sería de mediocre".

"Contra Boca impusimos las condiciones del juego y se nos dio en los primeros 25, 30 minutos del primer tiempo y después fue más parejo, fue un partido mucho más disputado y ese va a ser el mismo pensamiento, tratar de imponer las condiciones. Después tenés un rival que juega y que va a intentar hacer lo suyo. El partido puede ir cambiando de acuerdo a lo que vaya pasando pero la idea en la vuelta va a ser tratar de imponer nuestras condiciones".

La gran final en el Monumental

"Por encima de todo eso nosotros estamos pensando en tratar de que el partido de vuelta en nuestra cancha, con nuestra gente y después de haber jugado un buen partido en cancha de Boca pueda jugarnos a nuestro favor. Va a ser un partido de emociones muy grandes pero eso es obvio, es normal. Lo demás es pura mediocridad".

La sanción de la Conmebol

"Fue una tarde de angustia porque, como ya había dicho, me pareció injusto, exagerado, muy exagerado y la gente del fútbol… no se ha dicho mucho en cuanto a eso, muchos se han enunciado en favor de la exageración que hubo de parte de este fallo. Estaba bien la sanción y me la tengo que bancar y es normal: trasgrediste una regla, una norma del reglamento, cumplís la sanción y chau. Pero de ahí a que me privaran de la libertad para ir a un estadio de fútbol y acompañar a mi equipo me pareció exagerado, totalmente exagerado".

La estrategia de no revelar el equipo hasta el final:

"Tengo mucho respeto por los medios de comunicación y los periodistas que trabajan. Nosotros los entrenadores a veces preferimos cuidar cosas que pueden ser muy importantes para el desenlace de un partido pero ante todo el respeto. A veces hay detalles que son mejores guardarlos y que el rival no tenga esa previsibilidad. A veces no hay nada que esconder y desarrollamos algo normal pero por momentos hay cuestiones que tienen que ver con las estrategias de juego que prefiero que no se sepa, pero creo que eso es normal de todos los entrenadores".

"Siempre uno evalúa los rivales para decidir cómo jugar. Pensamos en cómo juega o lo que puede llegar a hacer. Decidimos jugar así pensando en que podíamos imponer nuestras condiciones y por momentos salió. En esa primera media hora inicial fuimos superiores desde el juego, no lo pudimos concretar en el resultado porque tuvimos tres jugadas claras para convertir que si hubiésemos tenido efectividad tal vez hubiese sido otra la dinámica del partido y en el momento en que nosotros estábamos mejor ellos se pusieron en ventaja y tuvimos que volver al partido. Eso también habla bien del equipo porque pudimos volver de una desventaja y de una situación adversa".

Cómo va a vivir la final de vuelta

"No lo evalué todavía. Voy a estar trabajando hasta el último día y en contacto con los jugadores hasta que entren al vestuario. Luego veré dónde me ubico para verlo. Tengo entendido que no hay problemas en ir en el micro con los jugadores hasta el estadio".

El retorno de Ponzio

"Siempre es importante tener a nuestro símbolo nuestro capitán. Está trabajando en condiciones normales y no va a tener problemas en estar el próximo sábado".

El trabajo de Biscay en su ausencia

"Lo felicité a Biscay porque claramente es un buen compañero de trabajo, es un gran profesional, como todo mi equipo y se la ha bancado muy bien. No es la primera vez pero esta es una historia diferente. Hicieron un trabajo espectacular".

Te puede interesar: River Plate: Marcelo Gallardo apela pero la Conmebol decide no levantar sanción

Sobre Andrés Cunha, el árbitro de la final

"Le deseo lo mejor. Creo que todos los protagonistas de este partido van a estar a la vista de todo el mundo, todos van a querer hacer lo mejor y entre ellos los árbitros que van a estar muy observados. Solamente desearle un buen partido como lo tuvo Tobar y todo su cuerpo de árbitros en la primera final".

SIGUENOS EN:

Google News