Futbolargentino.com Buenos Aires Jueves, 17 / Oct / 2019

Finalmente llegaron las camisetas agujereadas a manos de la familia del Tata Brown, tras cumplirse dos meses de su muerte

Hermano mellizo, hijos, nietos del ex jugador se reunieron con su adorado Tata Brown a través de este homenaje que les hizo la Superliga con ayuda de los 24 clubes que militan el torneo local. 

La familia del Tata Brown recibió las camisetas del homenaje
La familia del Tata Brown recibió las camisetas del homenaje

Luego de cumplirse dos meses de la muerte de José Luis Brown se hizo el cierre del homenaje al ex jugador que quedará en el recuerdo de los argentinos para siempre.

Este jueves, Mariano Elizondo, presidente de la Superliga Argentina, le entregó a la familia del Tata las 24 camisetas de cada de uno de los clubes utilizadas en los partidos de la fecha 3 del torneo local que tenían algo especial: un agujero, como el que hizo él en la final de México 86 para jugar con el brazo en cabestrillo -tras dislocarse el hombro derecho- y la firma de todos los jugadores que conforman el plantel. 

El evento se llevó a cabo en el Hotel Grand Brizo de La Plata, y fue muy emotivo. El homenaje había comenzado en agosto de este año cuando el corazón de José Luis dejó de latir y pasó a convertirse en una leyenda. Aquel fin de semana la SAF organizó este ritual que se concretó recién ahora ya que costó reunir en Buenos Aires camisetas que llegaban de varias provincias distintas. 

Al acto asistieron sus hijos y muchos familiares más pero por motivos personales finalmente no pudieron asistir Diego Maradona y Jorge Burruchaga, compañeros de Brown en el seleccionado campeón del mundo en 1986.

Las camisetas que homenajean al ex defensor de Estudiantes de La Plata, Boca, Español y Racing, además de clubes de Colombia, España y Francia irán a la casa de su hijo Juan Ignacio, que está haciendo un museo de su papá. 

"Con muy poco él supo ganarse el cariño de la gente. Muy poco es: siendo buena persona, siendo humilde, dejando siempre la vida en cada partido", dijo Ignacio. 

"Nada le fue fácil, nada le cayó del cielo. Desde muy chico que estaba en un hogar, salió a pelearla. Viajaba a dedo, volvía de noche, trabajaba en una imprenta que le daba permiso para que viajara y constuya su carrera", recordó su hermano mellizo quien finalmente concluyó: "Nos queda la tristeza porque por su estado físico podría haber vivido muchos años más pero bueno uno no dispone de eso. Nos queda el cariño hacia él que es muy grande".

 

Redacción deportes - Futbolargentino.com