Futbolargentino.com Buenos Aires Domingo, 08 / Sep / 2019

La confesión hot de Natalie Weber sobre el jugador de Boca Mauro Zárate

La modelo confesó que la pareja está pasando por un buen momento y reveló qué hacen en su casa cuando el futbolista vuelve de entrenar con el conjunto Xeneize. 

SIGUENOS EN:

Google News
Futbolargentino.com
Futbolargentino.com

Mauro Zárate (32), el jugador de Boca Juniors está casado con Natalie Weber (33) la panelista de "Incorrectas" (el programa de Moria Casán en América) a quien conoció en 2009 y con quien tuvo a sus hijos, Mia (7) y Rocco (3). Recientemente en una entrevista en "El Show del Espectáculo", ciclo radial conducido por AM 1300 la modelo habló la pareja en la intimidad. "Estamos en un once", confesó Weber y el conductor pidió más detalles. 

"Lo que mantiene a la pareja en el tiempo es la pasión, algo que se termina a los tres años y se empieza a hacer todo una rutina. Con él logramos mantenerla por lo que a cualquier pelea eso lo arregla. Somos muy fogosos. Tenemos mucha intimidad, lo hacemos todos los días", agregó.

"Para mi esa es la clave que me está funcionando. Yo riego el jardín todos los días. Cuando el vuelve de entrenar, antes de ir a buscar a los nenes al colegio, mientras me baño, me cambio, me voy al programa...ahí lo hacemos. Eso mantiene la pareja", concluyó. 

No siempre todo fue felicidad

En 2016 la modelo fue diagnosticada con cáncer: "Me encontré un bulto en la mama izquierda, no me dolía, creíamos que era algo hormonal porque había perdido hacía poco un embarazo de tres meses. Pero me hice una mamografía, punciones y me dijeron que tenía tres tumores y muchas microcalcificaciones. Era un carcinoma in situ y con rayos iba a estar bien", recordó. 

A raíz del hecho Mauro Zárate se tatuó, en una de sus piernas, la cara de Natalie Weber con un rosario. "Fue una sorpresa. Se lo hizo la primera vez que estuve enferma, cuando él estaba solo en Italia. Agarró una foto que hice para una gráfica de una peluquería y se la tatuó como si fuera una virgen", confesó ella. 

"Es una enfermedad con la que nunca se canta victoria. La tranquilidad no la tenés nunca más. Cada vez que voy a un control, el día anterior no duermo y mientras veo a la doctora haciéndome la ecografía, sólo pienso en que esté todo bien" concluyó. 

 

Redacción deportes - Futbolargentino.com

SIGUENOS EN:

Google News