MESSI

El Camp Nou sí sancionó a Pepe con un abucheo constante

Los hinchas azulgranas no le perdonaron al portugués del Real Madrid, su agresión a Leo Messi en el santiago Bernabeú.

El defensa del Real Madrid, Pepe (i), ante el delantero argentino del FC Barcelona, Leo Messi. Foto: EFE
El defensa del Real Madrid, Pepe (i), ante el delantero argentino del FC Barcelona, Leo Messi. Foto: EFE

Los hinchas azulgranas no le perdonaron al portugués del Real Madrid, su agresión a Leo Messi en el santiago Bernabeú.

El público del Camp Nou no perdonó al brasileño Pepe, central del Real Madrid, por su pisotón a Leo Messi en el partido de ida de la Copa y abucheó en todo momento al portugués, incluso con gritos de "asesino, asesino".

Pepe se ha podido aislar del griterío y ha completado un buen partido en defensa, pese a la eliminación de su equipo, que acabó empatando el partido (2-2), tras remontar un 2-0.

De nada sirvieron sus posteriores disculpas a través del canal oficial del Real Madrid ante un público culé que no ha entendido cómo el jugador no era sancionado por su pisotón, y más teniendo como ejemplo el caso esta misma semana del italiano Mario Balotelli en Inglaterra.

Tras muchos rumores durante la semana, ni el club madridista ni el juez único del Comité de Competición de la Real Federación Española de Futbol (RFEF), Alfredo Flórez, decidieron sancionar al luso.

Jose Mourinho aseguró en la rueda de prensa previa al clásico que si Pepe estaba en condiciones físicas, jugaría el partido de vuelta de la Copa y así ha sido al alinearle en el once inicial.

Esta vez, sin embargo, ha vuelto a retrasar su posición para jugar de central, junto a Sergio Ramos, y no en el centro del campo como en el partido de ida.

Los silbidos se han producido cada vez que ha tocado el balón, y se han incrementado cuando el público ha entendido que simulaba una agresión de Piqué en un córner y cuando Messi se ha tomado su particular venganza al realizarle una entrada en el tobillo que le ha costado la amarilla al argentino.

En la segunda mitad, Pepe ha vuelto a ser el foco de atención cuando ha golpeado en un lance del juego a Cesc en la cara, que ha caído al césped. El público ha vuelto a encararse con el luso, cuya única falta ha sido en el añadido sobre Dani Alves, que le ha costado la amarilla.

El roce entre Pepe y el Barça viene de lejos. En la temporada pasada fue el principal protagonista en la ida de las semifinales de la Liga de Campeones en el Bernabéu, cuando una entrada sobre Dani Alves le costó la expulsión.

En la final de la Copa del Rey en Mestalla también tuvo su momento al celebrar con un corte de mangas dedicado a la afición azulgrana el gol de Cristiano Ronaldo, que dio el título a los blancos.

Artículos Relacionados

+ Artículos