Futbolargentino.com Buenos Aires Jueves, 23 / May / 2019

River cayó sólo 1 a 0 y definirá la Recopa ante Atlético Paranaense en su estadio

El equipo brasilero se impuso por 1 a 0 con gol de Marco Ruben.

Milton Casco fue expulsado y se perderá el partido de vuelta (Foto: @CARPOficial)
Milton Casco fue expulsado y se perderá el partido de vuelta (Foto: @CARPOficial)

River terminó el miércoles con una mala y una buena noticia. Lo negativo es que cayó por 1 a 0 en su visita a Brasil frente a Atlético Paranaense y lo positivo es que tendrá revancha en ocho días, cuando buscará revertir la serie y así quedarse con la Recopa Sudamericana.

En el Arena do Baixada de Curitiba, el equipo dirigido por Marcelo Gallardo tuvo uno de esos pocos partidos que se dan cada tanto desde que el Muñeco dirige al Millonario: un encuentro en el que sus jugadores no hacen pie.

Al último campeón de la Copa Libertadores le costó caro el jugar en el césped sintético y también las transiciones rápidas del local por las bandas. Tal es así que el hecho de que la diferencia solamente haya sido el gol de Marco Ruben es netamente positivo, teniendo en cuenta que falta el partido de vuelta. 

Vale destacar que Franco Armani terminó siendo figura y gracias a varias intervenciones en el complemento la serie quedó abierta, incluso con el rival jugando los últimos minutos con un jugador más por la expulsión de Milton Casco

Lo cierto es que Gallardo tendrá ocho días para preparar el último partido de la temporada 2018/2019, en el cual será necesario que sus jugadores le den una nueva muestra de carácter, como ocurrió en varios momentos desde que el DT está al frente del equipo. 

River y Atlético Paranaense volverán a verse las caras el próximo jueves 30 de mayo, con el valor especial de que en esta definición los goles convertidos en condición de visitante no tendrán validez extra, por lo que en caso de que los argentinos se impongan por un gol la próxima semana, habrá un alargue de 30 minutos. 

El balance de Armani

El mundialista en Rusia 2018 y ahora también convocado para la Copa América valoró el hecho de que River haya terminado con posibilidades de revertir la serie. 

"La llave quedó abierta, aunque sabemos que este es un rival complicado que se hace muy fuerte de local. Ahora queda el partido de vuelta y tenemos en claro que en nuestra casas y con nuestra gente va a ser otra cosa". 

Además, mantuvo su humildad ante los halagos por sus atajadas en los últimos minutos. "Trato de estar cuando el equipo me necesita", aseguró.