Actualización: Mié, 15 / Abr / 2020 3:19 pm
Futbolargentino.com Buenos Aires Mié, 15 / Abr / 2020 3:18 pm

Joaquín Arbe, clasificado a Tokio 2021, construye su casa mientras cumple la cuarentena

El maratonista argentino sorprendió en redes gracias a sus trabajos de albañilería. 
 

SIGUENOS EN:

Google News
Futbolargentino.com
Futbolargentino.com

Joaquín Arbe, maratonista clasificado a los Juegos Olímpicos Tokio 2021, volvió a retomar los trabajos de albañilería, luego que el gobierno argentino decretara aislamiento social obligatorio y preventivo ante la crisis sanitaria causada por la pandemia del coronavirus. El nacido en Esquel, provincia de Chubut, decidió aprovechar la cuarentena para terminar de construir su casa con sus propias manos. Tal y como ha ido construyendo sus sueños sobre la pista atlética.

El ganador de la Maratón de Buenos Aires (2019) le confesó al diario Clarín que desde hace un par de años se encuentra arreglando su hogar. "Hace dos años que avanzo de a poquito con los arreglos gracias a lo que voy ganando en las carreras". Además, agregó que "compro materiales de a poco, porque está todo muy caro. Cuando me sobran dos o tres lucas, compro. Y cuando veo que tengo un hueco para hacerle algo a la casa, trabajo algunos días. Al llegar de Cachi, donde me estuve entrenando antes de que pasara todo esto, sabía que ya no podría salir a entrenar y que no me iba a quedar otra que quedarme en casa, así que aproveché".

Arbe reconoció que en algunas oportunidades lo ayuda un tío, mientras que en otras, tiene que trabajar solo, en compañía de su esposa Alejandra y sus hijos Emanuel (12), Maia (10) y Erick (seis meses). "La casa me la donó mi abuela y no tenía más que una cocina de 4 metros por 3 y una pieza de 3 por 3. Hasta ahora dormíamos todos en una sola pieza, por eso fue lo primero que hicimos -recuerda-. Tampoco tenía el piso en la cocina, así que lo hice a nuevo: ayer lo terminé de pastinar. Ahora estaba revistiendo la mesada y me quedan los revoques en la pieza de los nenes, el piso y después todo lo que es la instalación de la luz, el gas y el agua", recordó.

El maratonista no ha tenido mejor idea que publicar los avances de su obra en las redes sociales (Instagram). "Algunos me ponen que haga un vivo revocando o pegando pisos, pero me da cosa. Además, tampoco tengo a alguien para que me esté filmando todo el tiempo". Arbe también confesó que no se considera un experto. "Seguramente, si viene algún especialista va a encontrar detalles, pero me siento bien porque me sirvió de algo todo lo que aprendí con mi abuelo".

Bajo esa misma línea, recordó sus inicios en la albañilería. "Arranqué de ayudante cuando tenía 16 años y me enteré que iba a ser papá de mi primer hijo -recuerda el maratonista-. Ahí ya era campeón argentino, pero no me era rentable: lo único que tenía era una beca provincial de 500 pesos por ser campeón nacional".

"No podía mantenerme con eso, así que dejé la escuela y empecé a trabajar con mi abuelo y después con mi tío. Fui aprendiendo con ellos y cuando llegó el momento de hacer algo en mi casa, ya tenía conocimientos y me largué a ver si había entendido algo. Por suerte me sirvió", agregó.

Finalmente, confesó que le apena no poder salir a correr. "Hace más de un mes que no corro. Estar clasificado a unos Juegos Olímpicos y no poder ni salir a trotar es algo que te bajonea un poco. Sé que ahora tengo algo más de tiempo, pero tampoco es cuestión de no darle importancia. Puedo hacer abdominales, fortalecimiento, pero físicamente estoy bien. En cambio, si no corro, pierdo demasiado. Ojalá salga alguna colaboración".

Sigue a Futbolargentino.com en Google News.

 

SIGUENOS EN:

Google News