Actualización: Mar, 18 / Jun / 2019 7:19 pm
Futbolargentino.com Buenos Aires Mar, 18 / Jun / 2019 5:33 pm

¿Te has preguntado por qué tantos ex NBA van a la ruina?

Historias de deportistas exitosos que se arruinaron se han escuchado siempre.

En la NBA hay una tasa de divorcio del 85%.
En la NBA hay una tasa de divorcio del 85%.

Pero el caso de los jugadores de la NBA llama la atención especialmente, ya que un 60% de ellos quiebran después de su retirada. Pero, ¿por qué les ocurre esto? Probablemente, las razones que exponemos a continuación tengan mucho que ver en ello.

Mantienen un estilo de vida lujoso tras su retirada

Son muchos los atletas que se acostumbran a un nivel de vida mientras que están en activo, y después no piensan en cambiarlo. Pero cuando sus carreras finalizan, sus ingresos a menudo no les dan para mantener ese estilo de vida.

Son pocos los jugadores que siguen ganando lo mismo que cuando jugaban. Por ello, sus vidas deben cambiar una vez que están retirados. Pero es algo que no muchos entienden, y que les puede llevar a la ruina. 

Protagonizan divorcios muy caros

En la NBA hay una tasa de divorcio del 85%, es decir, muy alta. Y lo normal es que si un jugador y su ex esposa no han firmado un acuerdo prenupcial, el cónyuge tenga derecho al 50% de los ingresos totales del atleta. Así las cosas, parece más que evidente que el divorcio puede tener mucho peso también en los casos de antiguos jugadores que quiebran. 

Los hijos nacidos fuera del matrimonio

También se dan casos de hijos extramatrimoniales, a los que hay que pasarles una pensión alimenticia y otros gastos que guaran relación con su cuidado. Lo cual puede dejar tocada también la economía de un ex jugador. 

No suelen tener experiencia en otros trabajos

Son muchos los deportistas que dedican la mayor parte de su tiempo a su carrera en el deporte, y que no se han preparado para la vida que les tocará vivir después de dejar de ser jugadores. No tener experiencia laboral en otros ámbitos les impide desenvolverse en el mercado de trabajo después de retirarse.

Por otro lado, el tiempo medio de duración como jugador de la NBA es de 3 años. Lo cual supone que si un jugador juega durante ese tiempo, se verá fuera de la liga con tan solo 24 o 25 años. Un momento en el que, en principio, debería trabajar durante muchos más años. Y sin experiencia para trabajar, el dinero se va muy pronto mientras intentan ver qué hacer con sus vidas. 

Cometen errores a la hora de fundar sus negocios

Muchos jugadores carecen de experiencia a la hora de manejar empresas, por lo que suelen invertir en un negocio del que no conocen nada. Lo que lleva a que sea probable que el negocio no tenga éxito, y el ex jugador pierda el dinero invertido e incluso más, ya que tendrán que contratar los servicios de un abogado para poder salir de ese negocio que les ha salido mal. 

Problemas con el fisco

Es habitual que ex jugadores tengan problemas a la hora de pagar sus impuestos. En algunos casos no se pagó lo correcto mientras se estaba en activo, y las consecuencias pueden llegar después.