Futbolargentino.com Buenos Aires Lunes, 27 / Ene / 2020

Muerte de Kobe Bryant: la desgarradora carta de Lamar Odom a su gran amigo

Ambos fueron compañeros en Los Ángeles Lakers entre 2004 y 2011 pero su relación se afianzó cuando Odom estuvo en coma. 

SIGUENOS EN:

Google News
Futbolargentino.com
Futbolargentino.com

Lamar Odom fue uno de los tantos que se mostró conmovido por la noticia de la muerte de Kobe Bryant, uno de los mejores basquetbolistas de todos los tiempos . 

El ex basquetbolista jugó con la leyenda del básquet entre 2004 y 2011 en Los Ángeles Lakers la franquicia californiana en donde conoció a Bryant. En 2015, luego de una fiesta en un prostíbulo en donde Odom consumió un cóctel de drogas, alcohol y viagra, quedó en coma durante varias semanas y su amigo fue clave en su recuperación.

Cuando Odom estaba en coma, Bryant abandonó un partido de pretemporada entre los Lakers con Sacramento en el tercer cuarto para visitar a su colega en el hospital. Durante los meses de internación, el ex alero de Los Lakers sufrió 12 derrames cerebrales y los médicos le habían dado un 50% de probabilidades de sobrevivir.

Finalmente, el deportista que fue pareja de la mediática Khloé Kardashian, se recuperó, entre otros motivos, por la ayuda de Kobe, quien murió este domingo.

"En la cancha me enseñó a forjar defensas, a tomarme mi tiempo y a como hacer que ganar fuera mi objetivo final. Fuera de la cancha me enseñó a firmar mis propios cheques. Por supuesto, cualquiera que me conozca sabe que he sufrido muchas pérdidas, pero la única que puedo comparar con esta fue cuando perdí a mi hijo", escribió en su cuenta de Instagram.

"A pesar de que nuestra relación no era padre/hijo, si no más bien como si él fuera un maestro y yo su hermano, me alegro de poder haber sido el ying para tu yang en el vestuario. Fue un placer", agregó Odom.

El ex jugador de baloncesto que se retiró en 2014 y pasó también por Los Ángeles Clippers y los New York Knicks, entre otros equipos, aseguró que nunca pensó que Bryant podría morir en este tipo de accidentes y decretó que en su homenaje, no volverá a caer en las drogas.

El texto completo:

Estas fotos son solo la punta del iceberg de nuestra relación. Me enseñó tantas cosas necesaria dentro y fuera de la cancha... en la cancha me enseñó a forjar defensas, a tomarme mi tiempo y a como hacer que ganar fuera mi objetivo final. Fuera de la cancha me enseñó a firmar mis propios cheques. Por supuesto, cualquiera que me conozca sabe que he sufrido muchas pérdidas, pero la única que puedo comparar con esta fue cuando perdí a mi hijo. A pesar de que nuestra relación no era padre/hijo, si no más bien como si él fuera un maestro y yo su hermano, me alegro de poder haber sido el ying para tu yang en el vestuario. Fue un placer. Ni siquiera podía recuperar el aliento cuando escuché esta noticia. Solo sabía que si estaba en un accidente de helicóptero habría sido el que sobreviviera. De alguna manera él habría saltado y aterrizado sobre sus pies.

Estoy aquí sentando pensando en cuando estábamos en un partido de entrenamiento y comenzabas el salto entre dos con un codazo a Sasha en el pecho. Crees que verlo jugar era una locura y piensas que si anotaste ocho o nueve canastas durante todo el entrenamiento tuviste un gran día, pero ¡le he visto meter 13-14 canastas seguidas en un entrenamiento! Todavía estoy esperando que los medios salgan y digan que fue un informe incorrecto, que de ninguna manera Dios se llevó tan pronto a mi hermano. Sé que he pasado por mis propias cosas en la vida tomando drogas y no siendo bueno conmigo mismo. Cuando pasé por esa situación del coma, si Dios hubiera venido a mi y me dijera que me llevaba, pero perdonaba a Kobe, lo habría preferido. En honor a mi hermano, mañana me levantaré a las cuatro de la mañana para ir al gimnasio. Gigi se fue para darte las canastas. Te quiero hermano.

La Policía de Los Ángeles tiene identificadas a todas las víctimas que murieron este domingo junto a la ex estrella de la NBA Kobe Bryant. El ex basquetbolista viajaba en un helicóptero privado junto a su hija, Gianna “Gigi” Bryant, de 13 años, también aficionada al deporte. La estrella de los Lakers solía destacar el prometedor futuro que tenía la talentosa adolescente.

Precisamente, eran acompañados por Christina Mauser, de 38 años, entrenadora del equipo en el que jugaba la menor. “Mis hijos y yo estamos devastados. Perdimos a nuestra hermosa esposa y madre", escribió su esposo en Facebook.

Además, otras dos menores integrantes del plantel también murieron en el accidente. Se trata de Alyssa Altobelli y Payton Chester, jugadoras que han aparecido en las redes sociales de la estrella mundial. Las dos jóvenes estaban acompañadas por sus familiares. John y Keri Altobelli, padres de Alyssa, y Sarah Chester, madre de Payton, que también perdieron la vida.

Por último, Ara Zobayan, de 50 años, fue el piloto que no pudo superar las duras condiciones climáticas. Era, además, esposo de Sarah y padre de Payton. “Descansa en paz, Ara. Uno de los pilotos más amables con el que he tenido el gusto de conversar en mi trabajo de la industria de la aviación”, escribió Bella, una amiga en Twitter.

Redacción deportes - Futbolargentino.com

SIGUENOS EN:

Google News