Actualización: Lun, 26 / Nov / 2018 11:50 am
Futbolargentino.com Buenos Aires Dom, 25 / Nov / 2018 7:45 pm

River vs Boca: una final que no terminará jamás

La final de la Copa Libertadores entre River y Boca pasó de ser la más importante a ser la más larga de la historia.

La Copa Libertadores sigue sin tener dueño
La Copa Libertadores sigue sin tener dueño

La final, que comenzó hace más de dos semanas, nunca terminó. Los dirigentes se reunirán el martes para buscar una resolución. River insiste con poder jugar de local. Boca, por su parte, confía en conseguir el trofeo sin disputar la vuelta. En conclusión, la definición quedó errante y con ánimos de nunca acabar.

Los retrasos comenzaron el sábado 10 cuando la lluvia demoró el inicio del partido de ida. Entre idas y vueltas de sí el partido se debía jugar ese mismo día pero más tarde o al día siguiente, finalmente se postergó.

Dos semanas más tarde, como si fuera un deja vu, la vuelta también se reprogramó para el día siguiente. Esta vez fue por los graves hechos de violencia y no por las condiciones climáticas.

A pesar de los anuncios, el encuentro que se debió disputar el domingo a las 17 horas nunca comenzó. Los hinchas que ya estaban en el Monumental se volvieron a sus casas por segunda vez.

La novela tuvo su nudo luego de los incidentes al micro de Boca. Desde ese momento las indecisiones entre los dirigentes de los equipos y la Conmebol no pararon de florecer. Finalmente el partido se proyectó para el domingo 25 a las 17 horas.

Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol con el presidente de la FIFA. Foto: AFP

Al día siguiente, la Conmebol y su presidente Alejandro Domínguez afirmaron que la final se iba a disputar. Por el contrario, Daniel Angelici mostró una postura totalmente distinta y por la mañana del domingo el club Boca Juniors presentó un comunicado exigiendo la suspensión del partido.

La Conmebol lo recibió y aceptó el reclamo. "No están dadas las condiciones y como estamos por el bien del fútbol vamos a convocar a los dos clubes a Asunción para buscar una nueva fecha", anunció el presidente de dicha institución.

Desde el Xeneize no descartan poder ganar la Copa Libertadores en los escritorios. "Esperamos que se revise y se expida sobre el expediente de 15 fojas que presentamos con todos los informes médicos y policiales de lo que sucedió el sábado”, expresó Angelici con una clara intención de traer la copa desde Asunción.

Por el otro lado, los de Núñez todavía confían que el cotejo se va a llevar a cabo en su estadio y con público. "River nunca quiso jugar con ventaja. Firmamos jugar el domingo a las 17, pero no se pudo y está bien. No tengo ninguna duda de que el partido se va a jugar en River y con gente", afirmó D’onofrio que además resaltó que el partido no se suspendió sino que se pospuso.

Daniel Angelici presidente de Boca y Rodolfo D'onofrio, presidente de River. Foto: AFP

La Conmebol ha citado a los dirigentes de ambos clubes en Asunción, el próximo martes, para buscar una complicada salida a todo el embrollo. Los dirigentes de los dos clubes van a viajar al territorio paraguayo con posturas totalmente distintas.

Desde el miércoles 31 de Octubre que se conocen los finalistas de la Copa Libertadores. Ya pasó casi un mes y todavía no hay campeón. Como en los últimos días solo queda esperar. El fútbol sudamérica vive en una vorágine colmada de indecisiones y en donde todo es impredecible.

Te puede interesar: River vs Boca suspendido: perdimos todos.

 

Patricio Pudenti Pasini - Futbolargentino.com