Futbolargentino.com Buenos Aires Viernes, 23 / Nov / 2018

Copa Libertadores: Boca Juniors va por la séptima

Si Boca Juniors es campeón mañana se convertirá en el máximo ganador de la Copa Libertadores. Actualmente el líder en este aspecto es Independiente con siete. El "Xeneize", con seis, tiene la gran oportunidad de igualarlo.

Boca está a un paso de lograr su séptima Libertadores. Foto: AFP
Boca está a un paso de lograr su séptima Libertadores. Foto: AFP

Boca obtuvo su primer campeonato en 1977 cuando derrotó a Cruzeiro en la Final. El técnico que llevó al "Xeneize" a su primera Libertadores fue Juan Carlos Lorenzo. El "Toto" le trajo éxito inmediato al club de La Boca desde su llegada, y es por eso que es recordado como uno de los mejores técnicos de la historia del cuadro azul y oro.

Con gol de Veglio, Boca supo imponerse en el partido de ida jugado en La Bombonera. Luego, en el encuentro en Brasil, el triunfo 1 por 0 del cuadro brasilero mandó la serie a partido definitorio, algo que ya no se hace hoy en día. El partido, que se disputó en la ciudad de Montevideo, fue para el infarto: tras igualar en cero tras los 90 minutos, la paridad continuó estando presente en el alargue. Fue en los penales donde el recordado arquero de Boca Hugo Orlando Gatti le tapó el disparo a Vanderley y selló la primera obtención de la Copa Libertadores para el equipo argentino.

Un año más tarde, Boca lograría ser bicampeón de la gran competencia del fútbol sudamericano. Tras el 0-0 en la final de ida ante Deportivo Cali, la vuela en La Bombonera fue mucho más cómoda para el equipo del "Toto" Lorenzo, ya que pudieron vencer 4 a 0 a un equipo colombiano que no mostró la intensidad que había propuesto cuando jugaron en Cali.

Pasaron veinte años de sequía hasta la obtención de la tercera Copa. Fue en el año 2000, bajo la dirección técnica de Carlos Bianchi, que el club de La Boca mostró por qué tenían que ser considerados como un verdadero grande del fútbol latinoamericano.

Tras una gran actuación en la Fase de Grupos, el "Xeneize" tuvo que pasar en su camino hacia la Final con River Plate, su rival histórico y con quien se verá las caras mañana en la Gran Final de la Libertadores por primera vez en la historia.

Tras eliminarlos en Cuartos de Final, sólo faltaba vencer al América de México para llegar a la tan ansiada serie definitiva. Si bien el conjunto mexicano luchó hasta el último minuto, Boca logró aguantar el gran resultado que consiguieron en la ida y pudieron avanzar a una final que los volvería a cruzar con un cuadro de Brasil.

La Final con Palmeiras tuvo sus semejanzas con la del '77 ante Cruzeiro, ya que nuevamente se volvió a definir todo en la tanda de penales. Luego del 2-2 en Argentina, la vuelta en el Morumbí acabó 0-0, y fue gracias a los tantos de Bermúdez, Palermo, Riquelme y Barros Schelotto (actual técnico de Boca) que el "Xeneize" pudo llevarse el título para su casa. 

Gracias a la obtención de esa Copa, Boca Juniors sorprendió al mundo ganandole la Final del Mundial de Clubes al poderoso Real Madrid de España.

Alfredo Moreno celebra su gol junto a Guillermo Barros Schelotto. Foto: EFE

La cuarta Libertadores de la institución fue conseguida en la edición siguiente. Tras dejar afuera en semifinales al Palmeiras, al equipo de Bianchi nuevamente le tocaría definir el título en la serie de penales. Esta vez le tocaba verse las caras con Cruz Azul de México, que venía de eliminar en semis a Rosario Central. 

Tras la victoria del equipo argentino en México por 1 a 0, al "Xeneize" le restaba sellar su cuarto título en La Bombonera. Pero los mexicanos, que tenían a Francisco Palencia como su gran goleador, vencieron las probabilidades y pudieron ganar también por 1 a 0, llevando lla serie a la definición por los doce pasos, en donde Boca terminaría triunfando por 3 a 1.

Poco tiempo pasó para que Boca volviera a alzar la gran copa del fútbol latinoamericano. Ocurrió en la edición del 2003, y el equipo al cual venció en la final volvió a ser de origen brasilero. Esta vez se tuvieron que enfrentar al Santos, y con victorias por 2 a 0 en Buenos Aires y 3 a 1 en Sao Paulo, el equipo que viste azul y oro pudo obtener su quinto título de manera más cómoda que en ediciones anteriores.

La sexta y hasta hoy última obtención de la Libertadores ocurrió en el año 2007. Por cuarta vez en su historia, su rival en la Final volvería a ser de Brasil. Esta vez le tocó enfrentarse contra Gremio, que venía de vencer al Santos en semifinales. Pero Boca cumplió con su condición de favorito y tachó al conjunto brasilero con un global de 5 a 0 (3-0 en la ida, 2-0 en la vuelta), en una serie que tuvo como mejor jugador a Juan Román Riquelme.

Mañana, Boca tendrá la chance de sumar su séptima Copa Libertadores a sus vitrinas. Pero, al ser River Plate su contrincante, éste partido es simbólicamente más importante a cualquier otro que hayan disputado. La gloria está a la vuelta de la esquina.

Mira también: Superfinal: Guillermo vs Gallardo, duelo de viejos conocidos

Juan Ignacio de la Vega - Futbolargentino.com

Relacionados