Por: Independiente • Futbolargentino.com

Sebastián Beccacece dejó de ser entrenador de Independiente: los números de su campaña

El ex Defensa y Justicia se fue del "Rojo" apenas después de tres meses y no llegó a los 20 partidos, aún así confesó que la salida fue de común acuerdo y reconoció que no pudo plasmar su trabajo.

Sebastián Beccacece dejó de ser el entrenador de Independiente. Foto: Twitter
Sebastián Beccacece dejó de ser el entrenador de Independiente. Foto: Twitter

El ex Defensa y Justicia se fue del "Rojo" apenas después de tres meses y no llegó a los 20 partidos, aún así confesó que la salida fue de común acuerdo y reconoció que no pudo plasmar su trabajo.

Finalmente, lo que parecía confirmarse apenas terminó la derrota ante Lanús en la Copa Argentina, se terminó dando en la tarde del sábado: Sebastián Beccacece dejó de ser el entrenador de Independiente. La noticia se confirmó en las redes sociales del conjunto de Avellaneda, y luego con una conferencia de prensa del DT, en donde explicó que su salida se dio de común acuerdo con los dirigentes.

"La salida es de común acuerdo por no haber alcanzado los objetivos planteados. No estamos donde creemos que tendríamos que haber estado. Cuando se gana, no se ganan puntos, se gana tiempo", expresó en la últma vez que se sentó  como empleado del "Rojo", en donde destacó y agaradeció a los jugadores por el apoyo en estos meses que estuvieron juntos.

"El plantel nos apoyaba, siento que hemos construido una forma de convivir. Lo más que queda es el valor humano. Dimos todo, y cuando sucede eso y uno se vacía, está tranquilo. Transitamos un espacio complejo con humildad, sin aferrarnos a temas materiales", cerró el entrenador de Independiente, que en más de una oportunidad remarcó que fue charlado con los dirigentes.

Beccacece, ni los números ni los objetivos

Sin embargo, una de sus frases fue que de haber derrotado a la Lanús en los cuartos de final, era "probable" que haya contnuado en el cargo, y aquí es donde está la clave de la salida del ex Defensa y Justicia, que también desarrolló una relación muy tirante con la hinchada, en la que tocó a algunos de los jugadores más queridos.

El 7 de junio se confirmó la llegada a Independiente, pero su primer partido fue el 25 de julio ante Universidad Católica, de Ecuador, por la Copa Sudamericana. Desde ese día hasta la fecha en la que dejó el cargo, dirigó 16 encuentros, en los que consiguió 8 victorias, 7 derrotas y un sólo empate, ante Lanús, que fue con mucho sabor a derrota. Para lo que demandaba la gente y la ilusión, el problema no fueron los números sino el dolor de las eliminaciones.

En una Copa Sudamericana que parecía accesible, se quedó afuera en los cuartos de final ante Independiente del Valle, seguido de eso, empezó a perder puntos clave en la Superliga para alejarse y luego se destató la bronca: la exclusión de Nicolás Domingo, la banca aun flojo Alexander Barboza y la pelea con Pablo Pérez, que se perdió dos partidos en una sanción interna.

Los silbidos se multiplicaban en el Libertadores de América y finalmente llegó el momento de la Copa Argentina, la última bala para meterse en la Libertadores 2020 y además de aspirar a un título. Lanús se puso enfrente y con algo de injusticia por los fallos arbitrales, fue el detonante de una relación que estaba rota, un equipo que nunca arrancó y el final de un proceso que ilusionaba tres meses atrás y hoy es pasado.

Artículos Relacionados

+ Artículos