Futbolargentino.com Buenos Aires Jueves, 20 / Sep / 2018

Boca Juniors vs Cruzeiro: Esteban Andrada sufrió una fractura de mandíbula en el encuentro por los cuartos de final de la Copa Libertadores

Esteban Andrada sufrió un terrible golpe en el partido entre Boca Juniors y Cruzeiro que le provocó la fractura de su mandíbula.

Esteban Andrada. (FOTO: AFP)
Esteban Andrada. (FOTO: AFP)

Mauro Zárate y Pablo Pérez encontraron este miércoles desde los goles la forma de adelantar a Boca Juniors en la lucha por una plaza en las semifinales de la Copa Libertadores y dejaron contra las cuerdas al Cruzeiro, que al perder por 2-0 en La Bombonera, tendrán que buscar venganza en el Mineirao.

Sin embargo, no todo fue bueno, ya que el arquero titular del conjunto 'Xeneize', Esteban Andrada, sufrió una fractura de mandíbula producto del durísimo choque con el brasileño Dedé y se perderá no solo el superclásico del domingo sino algunos partidos más.

Andrada estaría afuera entre uno y dos meses, lo que supone una racha importante de partidos sin jugar, empezando por el Superclásico de este domingo ante River Plate, baja sensible en el esquema de Guillermo Barros.

También está descartado para el cruce ante Gimnasia por los octavos de final de la Copa Argentina del próximo jueves 27 de septiembre, el partido ante Colón por la Superliga el 30 y para la vuelta ante Cruzeiro dentro de dos semanas en Belo Horizonte, el jueves 4 de octubre.

Tampoco podrá aparecer frente a Racing en el Cilindro el 7 de octubre e incluso no llegaría contra Rosario Central por el torneo local. 

El parte médico de Andrada:
Esteban Andrada: Fractura de maxilar inferior. En las próximas horas se completarán estudios para definir conducta. El paciente queda internado para tratamiento analgésico.

El partido ante Cruzeiro se desarrolló con un 'Xeneize' dominador de inicio. Zárate puso adelante al Boca Juniors con un golazo tras una jugada colectiva a los 35 minutos y en el comienzo del segundo tiempo el mediocentro colombiano Wilmar Barrios evitó sobre la línea el empate de la formación brasileña.

La puntilla del conjunto xeneize llegó a nueve minutos del fin del tiempo reglamentario con un remate potente que sucedió a un defectuoso rechazo de la defensa del Cruzeiro.

Cruzeiro deberá elevar su nivel futbolístico y encontrar macizo apoyo de su público para buscar el 4 de octubre remontar la diferencia para cambiar la historia de la serie.

El partido de ida de los cuartos de final mostró a un conjunto brasileño en cortocircuito entre el punta argentino Hernán Barcos con los creativos Thiago Neves y Robinho.

Por contra, muy activo se mostró tridente ofensivo de los locales formado por Zárate, Pavón y Darío Benedetto.

El primer tanto llegó a través de una combinación por la derecha del ataque de Zárate y Pérez que con un pase al vacío dejó al delantero para una definición exquisita ante la salida de Fábio.

Con la ventaja en el tanteador, Boca tuvo sus mejores pasaje hasta el descanso, pero al regreso Cruzeiro dispuso de quince minutos de dominio.

En este tiempo, el portero Andrada intervino en una llegada de Rafinha y Wilmar Barrios sacó un balón sobre la línea de Robinho para mantener la ventaja en favor del local.

Sobre el minuto 71 un choque entre Andrada y Dedé llevó al árbitro Eber Aquino a consultar el sistema videoarbitraje (VAR).

Optó por expulsar al defensa brasileño, una decisión criticada por ambos equipos y hasta los hinchas argentinos.

En el minuto 81 un mal despeje de Edilson derivó en un furibundo disparo de Pablo Pérez en el borde del área para inflar la red y decretar el segundo tanto de Boca.

El propio Edilson pudo descontar al final pero Andrada desvió un tiro libre por encima del travesaño para que Boca viaje a Belo Horizonte con una tranquilizadora ventaja.