Futbolargentino.com Buenos Aires Sábado, 07 / Dic / 2019

Tres de Messi y un épico taco de Suárez en la goleada de Barcelona

El equipo catalán no sintió la presión de la victoria de Real Madrid y aplastó 5 a 2 a Mallorca en lo que fue la presentación del Balón de Oro. El restante fue anotado por Griezmann.

Lionel Messi y un nuevo hat-trick en Barcelona. Foto: EFE
Lionel Messi y un nuevo hat-trick en Barcelona. Foto: EFE

El argentino Leo Messi lideró una vez más a Barcelona y al nuevo tridente azulgrana, que este sábado volvió a marcar todos los tantos con uno de Griezmann, otro de Suárez y tres del argentino en la goleada al Mallorca por 5 a 2, que lo mantiene en el liderato de la Liga española, en lo que fue su mejor partido de la temporada,donde se destacaron Sergi Roberto, Rakitic y De Jong.

La apertura del marcador volvió a llegar con una nueva viveza de Ter Stegen, que puso la pelota a a carrera de Griezmann y el francés, tras conducirlo más de treinta metros, lo picó con maestría sobre la salida de Reina. A partir de ahí fue todo blaugrana con dos remates de cabeza de Busquets y Piqué, hasta que llegó el de Messi, quien recibió de espaldas al arco y la colgó de un ángulo.

En pleno festival azulgrana, Budimir recortaba distancias pasada la media hora en el único disparo entre los tres palos de los baleares en la primera mitad. Su remate lo desvió Lenglet y el balón hizo una extraña parábola que despistó a Ter Stegen, pero a los pocos minutos el dominio volvía a ser claro con otro disparo colocado de Messi, y antes del descanso llegó la perla del año.

En una triangulación de pelota entre De Jong, Messi, Griezmann, de nuevo De Jong y Sergi Roberto, el holandés le cedió la pelota al uruguayo que le metió un tacazo y la elevó lo suficiente para ser imposible la estirada del arquero de Mallorca y estampar un tanto que nadie creía y sentenciar un 4 a 1 inalcanzable.

Con el partido sentenciado y el liderato asegurado una semana más, el Barca siguió dominando el choque tras la reanudación, pero Budimir, cabeceó un gran centro desde la derecha de Fran Gámez, cuando el arquero alemán había salido mal a cortar la pelota. Con el partido cerrado, el que insistió y tuvo premio (como siempre) fue Messi, que se encargó de liquidarlo, tras recibir dentro del área de Suárez y colocarlo en el ángulo, para llevarse a casa la 35° pelota en su carrera. 

Fútbol de España - Futbolargentino.com