Futbolargentino.com Buenos Aires Domingo, 28 / Oct / 2018

Blatter: "El novio ideal para una hija sería Messi"

El ex presidente de la FIFA, Joseph Blatter, habló sobre el famoso FIFAGate y hasta se atrevió a nominar a Lionel Messi como yerno.

Lionel Messi y Joseph Blatter. (FOTO: AFP)
Lionel Messi y Joseph Blatter. (FOTO: AFP)

El ex presidente de la FIFA, Joseph Blatter, habló luego de mucho tiempo en el diario español Marca, tras lo que significó la polémica del FIFAGate que lo alejó de su cargo.  "La FIFA no era una mafia. Fueron personas individuales las que resultaron imposibles de controlar", aseguró el ex mandamás del fútbol

En la entrevista, Blatter recordó la frase en la que señaló a Messi como el mejor del mundo y a Cristiano Ronaldo como un comandante, señalando que no se arrepiente de lo que dijo:  "No, porque es un comandante en el terreno de juego, es un comandante cuando va a lanzar una falta, es un comandante en todo momento... y ésa es su diferencia con Messi. Cuando los dos empezaron a jugar al fútbol, uno era ya un puro talento, el otro no. Era un militar, porque no paró de trabajar desde el primer día".

Y agregó: "Mis felicitaciones a Ronaldo por su trabajo en el fútbol y por lo que ha logrado. Ha trabajado todos los días, ha tirado a puerta una y otra vez hasta conseguirlo. En la conferencia con los estudiantes en Oxford quise decir eso, y si me preguntan cuál sería el novio ideal para una hija diría que Messi. El presidente del Real Madrid se enfadó mucho. Yo como jugador tenía el mismo tamaño que Leo...".

El resto de la entrevista:

¿Por qué la FIFA empezó a cambiar?

Hubo otro tema que entró en el fútbol. Cuando se habla de un asunto social, de educación y económico, lo siguiente es lo político. Entró y cambió el fútbol. Ya lo vivimos en el Mundial de Argentina, con una situación complicada. Después hemos visto que ha tenido una influencia directa, tal y como se comprobó en la designación de las sedes de 2018 y 2022. El Ejecutivo de la FIFA decidió que el Mundial del 18 era para Europa y el del 22 para Estados Unidos, por aquello de las rotaciones y porque Europa del Este nunca había tenido un Mundial. Para mí hubiera sido un golpe de efecto, era enmarcar la paz o la convivencia mundial, los dos bloques, y más después del Mundial de Sudáfrica.

¿Por qué no fue al final así y el Mundial de 2022 se lo llevó Qatar?

Por la intervención política del presidente de la República francesa [Sarkozy], a través de la del vicepresidente de la FIFA, que era Michel Platini. Pidió votar a Qatar y logró cambiar todo. Estados Unidos se quedó sin Mundial. Ahora ha habido otra, como la intervención del presidente norteamericano para la elección de 2026. La FIFA no puede hacer nada cuando un jefe de estado se mueve así. El fútbol ha pasado a ser un tema vital, para lo bueno y lo malo.

¿Estados Unidos no aceptó la decisión de llevar 'su' Mundial a Qatar?

Ni Inglaterra el del 2018. Recuerdo lo que dijo Cameron: "Éste (por mí) me dijo que el Mundial era nuestro". Nunca dije eso. Los perdedores se han unido y pasaron a atacar a la FIFA.

¿No habría pasado nada de haber ganado Inglaterra y Estados Unidos?

Claro. Las actuaciones policiales, con prensa incluidas, no habrían tenido lugar. Me querían eliminar y lo consiguieron.

Pero hubo casas muy mal hechas, tal y como se ha demostrado...

Sí, sí, pero esos dirigentes han cometido las infracciones fuera de la FIFA, en sus respectivas Confederaciones. Especialmente en América de Sur y del Norte. Nada se ha juzgado en Suiza y sí por tribunales norteamericanos. Se habla de FIFAGate y es un error, se tenía que haber dicho ConfederationGate.

¿Se considera inocente de todo lo que se le llegó a acusar?

Naturalmente que sí. La comisión ética de la FIFA dijo a la prensa en todo momento que mi asunto no era de corrupción y sí de mala conducta comercial o económica, algo que es incomprensible cuando te haces cargo de una FIFA que está en cero y la dejas con miles de millones. Nunca me han investigación por corrupción. Me duele que a mi nieta en el colegio la señalaran y tuviera problemas con sus compañeros porque le decían que su abuelo era malo. Se quedó marcada y eso me dolió. Tenía 15 años y no hay derecho a eso.

¿Su FIFA era una organización creíble?

La FIFA no era una mafia. Fueron personas individuales las que resultaron imposibles de controlar. En la FIFA que yo me encontré trabajaban 11 personas, y ahora 800. En el fútbol aquél no había problemas, porque no había dinero. Quizás deberíamos cambiar la organización básica, con un código de obligaciones para ser controlados desde fuera.

Te puede interesar: Lionel Messi, principal blanco del nuevo Inter de Milán

¿De qué se arrepiente?

De no haber escuchado a mi familia cuando me dijeron que fuera. A los 62 años la gente se jubila y yo estuve 17 años trabajando para la FIFA. He trabajado durante más de 40 para el fútbol, rodeado de gente joven, y así me sentía. Mi balance es positivo.