Futbolargentino.com Buenos Aires Domingo, 13 / May / 2018

Barcelona sin Messi dejó escapar el invicto al perder contra el Levante

En un tremendo partidazo por la LaLiga, se presentó un inmenso Levante que logró tumbar al Barcelona campeón al romperle el invicto de 43 partidos sin perder en la temporada. El equipo ‘Culé’ no pudo resistir ante la ausencia de Leo donde el local tuvo como figura al ghanés Boateng.

Barcelona sin Messi perdió ante el Levante por la penúltima fecha de LaLiga (Foto: Twitter)
Barcelona sin Messi perdió ante el Levante por la penúltima fecha de LaLiga (Foto: Twitter)

¡El invicto ya es historia!, Barcelona sin Lionel Messi ni en banca afrontaba un partido que seguramente era ganable pero el resultado fue completamente distinto. Los ‘Culés’ mostraron muchas falencias en la defensa, aprovechada por el ghanés Emmanuel Boateng, delantero del Levante, quien se mandó con un hat-trick donde permitió estampar una victoria sobre el campeón de LaLiga, además del mérito propio del conjunto recién ascendido en la presente temporada.

El Levante dio la gran sorpresa de la Liga al derrotar al Barcelona por 5-4 en un gran e histórico partido en el que llegó a dominar por 5-1, ante un rival que sólo reaccionó cuando se vio con el agua al cuello pero con más corazón que juego y sin poder culminar la remontada.

Tras sorprender en la primera parte al Barcelona con un 2-1, una atronadora salida del Levante en el segundo tiempo puso el marcador en un 5-1 tan histórico como sorprendente ante un irreconocible Barcelona, que reaccionó con once minutos fulgurantes en los que logró tres goles. A pesar de no haber nada en juego en el partido más que la condición de invicto del Barcelona y proseguir con la brillante racha de los locales con Paco López en el banquillo, los dos equipos iniciaron con mucha intensidad el choque.

Después de una serie de llegadas a ambas áreas, fue el Levante el que inauguró el marcador por mediación de Boateng tras una magnífica jugada de Morales, que se fue de todos los jugadores que le salieron al paso y desde la línea de fondo centró para que el atacante rematase en el primer palo. Por su parte, el combinado de Valencia, pudo ampliar su ventaja tan solo dos minutos después, cuando Bardhi estrelló un disparo en el larguero tras una jugada de Roger y Boateng ante una insegura defensa barcelonista, en la que sufrían tanto Vermaerlen como Yerry Mina.

El gol dio mucha seguridad al Levante, que siguió con la misma intensidad ante un Barcelona descolocado que no podía sacudirse el ímpetu y la velocidad del equipo valenciano. La intensidad local y el hecho de que el Barcelona quedase durante unos instantes con diez por lesión de Vermaelen llevó al Levante a conseguir el segundo tanto, también obra de Boateng, que, tras recibir un pase en la frontal del área, dribló a Ter Stegen y a Semedo para poner el 2-0 en el marcador.

El Levante controlaba el partido ante un Barcelona que tuvo que recurrir a Pique poco después de cumplirse la media hora de juego por la lesión de Vermaelen y que en la recta final fue ganando metros. Así, Coutinho acortó distancias en el minuto 39 con un buen disparo del brasileño que tocó en Roger y que descolocó a Oier.

Pero la salida del Levante tras el descanso fue fulgurante y a los pocos segundos de reiniciarse el choque llegó el tercer tanto local y tres minutos después, el cuarto. Los de Paco López estaban desatados ante un Barcelona desbordado e irreconocible que estaba tirando por la borda la posibilidad de cerrar la liga invicto.

Bardhi hizo el tercero con un disparo con rosca desde fuera del área ante el que nada pudo hacer Ter Stegen, mientras que una nueva salida fulgurante de los locales acabó en el tercer tanto de Boateng y cuarto de su equipo.

El Barça estaba KO y se convirtió en un juguete en manos del infalible Levante de Paco López, que hizo el quinto en una nueva contra que culminó Bardhi, prácticamente solo ante Ter Stegen. En la fiesta del gol del estadio Ciutat de València en la que se convirtió el partido volvió a participar Coutinho al aprovechar en el minuto 59 un rechace tras un primer disparo de Dembele y en el 64 con un disparo desde la frontal que llevó el 5-3 al marcador.

Los goles metieron al Barcelona en un partido del que parecía totalmente fuera con el 5-1. El equipo de Ernesto Valverde ganó metros, metió al Levante en su campo y a veinte minutos del final llegó el cuarto del Barça, obra de Luis Suárez de penalti. El equipo catalán pasó en poco más de diez minutos de estar liquidado a meterse en el partido con tres goles y con tiempo por delante para defender la condición de invicto a un jornada para el final el campeonato.

Tras esos diez minutos trepidantes del Barcelona el partido entro en una fase más tranquila, desconocida hasta ese momento, aunque ambos equipos no bajaron los brazos y buscaron más goles. Finalmente, los diez últimos minutos, el partido recobró su máxima intensidad, pero el marcador ya no se movió.

EFE

Mirá también: Juventus se consagró campeón de la Serie A por séptima vez consecutiva

Mirá también: Mauro Icardi abre la puerta de salida del Inter de Milán