Futbolargentino.com Buenos Aires Miércoles, 06 / Jun / 2018

Selección Argentina: presidente israelí se pronunció sobre amistoso suspendido

El presidente de Israel, Reuvén Rivlin, asegura que está preocupado por la 'politización de la Selección Argentina'.

Así lucen las calles de Jerusalén, ciudad que debía recibir el partido entre Argentina e Israel. (FOTO: AFP)
Así lucen las calles de Jerusalén, ciudad que debía recibir el partido entre Argentina e Israel. (FOTO: AFP)

El presidente de Israel, Reuvén Rivlin, aseguró hoy estar muy preocupado por lo que considera la 'politización' de la Selección Argentina, que decidió este martes cancelar el partido amistoso previsto para el sábado en Jerusalén.

"Es realmente una mañana triste para los hinchas, incluidos algunos de mis nietos, pero hay valores que son incluso más grandes que Messi. La politización por parte de Argentina me preocupa mucho", declaró en un comunicado enviado por su oficina.

"Incluso en los momentos más difíciles, hemos hecho todo lo posible para dejar las consideraciones que no eran puramente deportivas fuera del campo, y es una pena que el equipo de Argentina no haya sido capaz de hacerlo esta vez ", reprochó sobre la decisión.

El equipo argentino decidió ayer suspender el encuentro tras una intensa campaña del movimiento BDS, que promueve el Boicot, Desinversión y Sanciones a Israel hasta que finalice la ocupación israelí de los territorios palestinos.

El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, lamentó también la suspensión y señaló que Argentina ha cedido a la presión de los "enemigos de Israel" y "las voces antisemitas".

"Es una pena que las estrellas del fútbol argentino cediesen a la presión de los enemigos de Israel, cuyo único objetivo es dañar el derecho básico de Israel a la autodefensa y provocar su aniquilación. No cederemos a las voces antisemitas y de apoyo terrorista", escribió en su cuenta de Twitter.

La decisión de trasladar a Jerusalén el amistoso entre Israel y Argentina, que se iba a disputar en un primer momento en la ciudad israelí de Haifa, y de enmarcarlo en las celebraciones por el 70 aniversario del nacimiento del país intensificó la campaña del BDS, ya que parte de la urbe está ocupada y anexionada en contra la ley internacional.

a empresa productora israelí Comtec Group, que impulsó el amistoso entre Israel y Argentina programado para el sábado y cancelado ayer, lamentó la suspensión del partido e instó a los argentinos a "no rendirse ante el terrorismo" y revertir su decisión.

"Los organizadores apelan a quienes toman las decisiones en Argentina exigiendo que no se rindan ante el terrorismo y no cancelen el partido de fútbol", señaló Comtec en una nota a la que tuvo acceso Efe.

En el escrito, reflexionan que "siempre ha habido terrorismo y siempre habrá terrorismo, pero no debe entrar en el deporte" y aseguran que "cientos de miles de hinchas de Argentina están devastados hoy y no quieren creer que la cancelación del partido fue causada por unas pocas docenas de manifestantes".

"Entre Israel y Argentina existe una fuerte y estrecha unión que ya ha sido puesta a prueba en el pasado. Aún no es tarde; no se puede permitir que el terrorismo determine la agenda mundial. Hoy es la cancelación de un partido en Israel, mañana será la cancelación de un evento significativo en Argentina. No debemos rendirnos", afirma la nota.

Comtec recuerda que el propósito del partido era "promover un mensaje de paz y convivencia en la región" y que este incluía un partido de entrenamiento del equipo argentino con niños judíos, musulmanes y cristianos como parte de la promoción de la paz a través del deporte.

"La cancelación es un duro golpe para cualquiera que crea que el deporte puede y está para unir personas y pueblos. Esta es una clara muestra de rendición al terror y solo una distracción", argumenta la empresa.

El amistoso era esperado con gran expectación en Israel, donde residen más de 50.000 argentino-israelíes, y las entradas que salieron a la venta se agotaron a los 20 minutos.

El partido estuvo rodeado de críticas sobre la utilización política que se estaba haciendo del mismo, trasladándolo de Haifa a Jerusalén y enmarcándolo en las celebraciones de 70 aniversario del nacimiento del país, y fue duramente atacado por la campaña BDS, que promueve el Boicot, Desinversión y Sanciones a Israel mientras continúe la ocupación de los territorios palestinos.

Anoche, tras conocerse la decisión, los palestinos felicitaron y agradecieron a la albiceleste, mientras la decepción se extendió en Israel.

El presidente israelí, Reuvén Rivlin, se declaró hoy muy preocupado por lo que considera la "politización" de la selección de Argentina, que, entiende, no ha sabido "dejar las consideraciones que no eran puramente deportivas fuera del campo".

El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, fue más lejos y lamentó que Argentina haya cedido a la presión de los "enemigos de Israel" y "las voces antisemitas". 

EFE