Futbolargentino.com Buenos Aires Lunes, 02 / Jul / 2018

Selección Argentina: la nueva generación que viene

Los históricos de la 'albiceleste', comienzan a retirarse, sin embargo, llega una nueva generación con Paulo Dybala y Lautaro Martínez a la cabeza.

Selección Argentina (Foto: Internet)
Selección Argentina (Foto: Internet)

Argentina cayó el sábado en octavos de Rusia-2018 siendo el equipo más veterano del torneo. Este domingo, muchos de sus futbolistas abandonaron la concentración y, a partir del lunes, la Albiceleste deberá empezar a reconstruir una selección que cuenta con jóvenes talentos de clase mundial como Paulo Dybala, Mauro Icardi o Giovani Lo Celso.

El primero jugó poco más de un cuarto de hora en el campeonato, el segundo ni siquiera fue convocado y el tercero fue uno de los únicos tres jugadores del plantel de 23 en no vestirse de corto. Argentina parece necesitar un relevo generacional. Cuenta con una joven y renovada camada, aunque hasta este momento ningún DT haya confiado plenamente en ella.

Así, Dybala, de 24 años, fue el último delantero para Jorge Sampaoli, Giovani Lo Celso (22) no contó con su confianza a pesar de apuntar a la titularidad antes del torneo e Icardi (25), Gerónimo Rulli (26) y Lautaro Martínez (20) ni siquiera recibieron la llamada para el Mundial.

"Ya tenemos que apuntar a los pibes, ir mechándolos por lo bueno que nos dejan los muchachos que ya no van a estar. Y tratar de inculcarles el fuego sagrado que por momentos parece que le falta a la Argentina, que se lo tenemos que arrancar desde la tribuna. Antes el que contagiaba era el jugador", dijo Diego Maradona el sábado en su programa "De la mano del Diez" en la cadena venezolana Telesur.

Javier Mascherano, el jugador albiceleste con más partidos internacionales (147), y Lucas Biglia ya han anunciado que dejan el combinado nacional después de Rusia mientras Sergio Agüero confirmó su continuidad. "La vida sigue, se han ido muchísimos jugadores importantes. El único imprescindible es Messi, los demás somos todos prescindibles", comentó el "Jefecito" tras la derrota 3-4 ante Francia en octavos.

El adiós de "los históricos"

Con Mascherano y Biglia comienza la despedida de "los históricos", como la prensa argentina ha definido a un grupo que volvió en Brasil-2014 a una final del Mundial 24 años después de la última, en Italia-1990, y que cayó en la última instancia de las Copas América de 2015 y 2016.

Sus sustitutos, la nueva cara de la Albiceleste, ya juegan en los mejores equipos del mundo: Dybala es la estrella de la Juventus de Turín, Icardi del Inter de Milán, donde formará dupla de ataque con Lautaro Martínez, Lo Celso ocupa el centro del campo del París Saint-Germain...

Y los que aún no están ahí, ya suenan como posibles fichajes de grandes clubes europeos como Cristian Pavón (22), Maximiliano Meza (26) e incluso Manuel Lanzini (25), que se perdió la cita por lesión.

El problema: las categorías inferiores no han dado el paso al frente que se esperaba de ellas. La escuadra Sub-23 sucumbió en primera ronda en los Juegos Olímpicos de Rio-2016, el Sub-20 finalizó cuarto en el Sudamericano de 2017 y no pasó de la fase de grupos en el Mundial de la categoría, el mismo año.

Relevo generacional

Además, la nueva Argentina contará con los mismos problemas que sus predecesoras: el exceso de talento ofensivo, en espera de encontrar la misma calidad en la defensa y el centro del campo. La generación de Messi, Agüero, Gonzalo Higuaín, Ángel Di María, Carlos Tévez y un largo etcétera convivió con Mascherano, Biglia, Éver Banega o Fernando Gago como sus mejores socios. 

La de Dybala, Icardi, Pavón, Lautaro, Ezequiel Barco (19) y Ángel Correa (23) cuenta con demasiados atacantes y pocos centrocampistas. Aunque tendrán en Lo Celso una apuesta de futuro, bien acompañado por Santiago Ascacíbar (21), la nueva perla albiceleste que ya juega en el Stuttgart alemán.

Emanuel Mammana (22), del Zenit de San Petersburgo, es la máxima esperanza para sustituir a Marcos Rojo en el centro de la zaga mientras Gerónimo Rulli parece desde años el arquero llamado a reemplazar a los Sergio Romero, Willy Caballero o Franco Armani.

Con un contrato aún de cuatro años por delante, Jorge Sampaoli afirmó tras la derrota ante Francia que no evalúa dimitir. Con el futuro de Messi en el aire y el fracaso en el Mundial en la mente de todos, Argentina podría renovar el plantel de cara a la Copa América de Brasil-2019, siguiendo el ejemplo de la Canarinha de Tite o incluso la Uruguay de Oscar Tabárez.

Argentina necesita volver a ilusionarse y tal vez una nueva generación de futbolistas pueda despertar muy pronto a su país de esta pesadilla.