Futbolargentino.com Buenos Aires Sábado, 04 / Oct / 2014

Gallardo y Arruabarrena, la juventud en la conducción del Superclásico

Archivado en Primera División

Marcelo Gallardo y Rodolfo Arruabarrena representarán este domingo la renovación de los técnicos argentinos en el estreno de ambos en un Superclásico como entrenadores de River Plate y Boca Juniors, respectivamente.  

Gallardo y Arruabarrena, la juventud en la conducción del Superclásico. Archivo EFE
Gallardo y Arruabarrena, la juventud en la conducción del Superclásico. Archivo EFE

Marcelo Gallardo, de cuna y formación 'millonaria', llegó a esta gran posibilidad de dirigir al club de sus amores a los 38 años, luego de su experiencia en Nacional de Uruguay.

La inesperada y sanguínea salida de Ramón Díaz, el 'Muñeco' asumió el gran compromiso de dirigir a River Plate y tuvo un comienzo inmejorable.

Puntero invicto en el torneo local, en los cuartos de final de la Copa Argentina y clasificado para los octavos de final de la Copa Sudamericana.

Formado en la cantera del club riverplatense, tuvo una impronta francesa en su carrera como jugador con paso por el Monaco y el Paris Saint-Germain, además de una experiencia estadounidense en el DC United y el retiro en el Nacional de Uruguay.

Con una plantilla reducida pero con grandes jugadores, Gallardo consiguió darle una impronta al juego de River y consiguió una rápida identificación con el exigente público 'millonario'.

"Se los ve muy bien a los jugadores, están contentos y convencidos. No veo la hora de salir a jugar el partido. Esto convencido de que estamos bien, el equipo va a responder de muy buena manera", enfatizó ayer el entrenador.

Con un mensaje claro y seguro, el 'Muñeco' mantiene una relación cercana con la plantilla mantiene, todavía, una proximidad de edad muy próxima con sus dirigidos.

Con el 'Vasco' Arruabarrena son varios los puntos en común, porque el actual técnico de Boca Juniors también dirigió Nacional de Uruguay, además de su primera experiencia en Tigre, y se formaron ambos en la misma escuela de entrenadores.

Los pupitres del colegio ubicado en el barrio bonaerense de Vicente López marcan un punto de contacto que también se reproduce en su estilo y visión de juego.

Rodolfo Arruabarrena, de 39 años, también pregona una cercanía con los integrantes de su plantilla y mantiene 'un paladar' de pelota al piso con la intención primaria de jugar con el balón.

Al igual que su colega de River, el 'Vasco' tuvo en su carrera como futbolista una impronta europea con siete años en el Villarreal de España y un breve paso por el AEK Atenas griego.

Formado en la cantera del club también jugó en la Argentina en Rosario Central y Tigre, previo a retirarse en la Universidad Católica de Chile.

Su desembarco como técnico de Boca Juniors fue luego de la salida tensa de Carlos Bianchi, el entrenador más ganador de la historia 'xeneize' que cerró sin alegrías su tercer ciclo.

Desde su desembarco, el equipo sumó cuatro triunfos, dos empates y apenas una derrota con una notoria mejoría luego de un olvidable comienzo de temporada.

Sin embargo, a su llegada Boca ya había sufrido una temprana eliminación de la Copa Argentina.

En mitad de tabla del torneo local, la gran apuesta del semestre parece ser la Copa Sudamericana, donde logró el pasaporte a los octavos de final donde enfrentará al Deportivo Capiatá paraguayo.

"A mi me gustaría ganarle a River y jugando bien, eso es importante. Me interesa llegar a la victoria de una manera amplia, aunque el resultado es siempre lo que manda, lamentablemente", dijo ayer en una síntesis de su forma de ver el fútbol.

Dentro de un campo de juego como jugadores, Marcelo Gallardo y Rodolfo Arruabarrena se enfrentaron en cinco Superclásicos, además de ser compañeros en la selección argentina, en el inicio del Mundial Sub 17 de 1991 pasando por la Mayor en los ciclos de Daniel Passarella y Marcelo Bielsa.

Los caminos de la vida volverá a reunir a estos dos jóvenes entrenadores mañana en el estadio Monumental, esta vez en un Superclásico con la tarea de conducir a los dos clubes más importantes del país... Y toda esta responsabilidad antes de cumplir 40 años. EFE