• San Martín Tucumán
Futbolargentino.com Buenos Aires Domingo, 10 / Mar / 2019

Estudiantes le ganó a Gimnasia en un clásico al rojo vivo

El equipo pincharrata venció a su eterno rival en un partido lleno de polémicas, tres expulsados y un arbitraje para el olvido.

Estudiantes le ganó a Gimnasia en un clásico al rojo vivo
Lucas Albertengo y la costumbre de marcarle a Gimnasia. (Foto: EdelpOficial)

Estudiantes venció a Gimnasia por 1 a 0 en el clásico platense número 160 de la historia y le sacó 13 partidos en el historial de Primera División. El partido estuvo plagado de jugadas polémicas, y contó con una floja actuación del árbitro Germán Delfino, quien tuvo varios errores durante toda la tarde.

El primer tiempo fue muy parejo, con pocas llegadas claras, y  con muchos roces, infracciones e intensidad en todos los sectores del campo: un guion característico de los clásicos platenses.  A esto se le sumó el pésimo estado del campo de juego, factor condicionante y determinante para el trámite del juego.

En el minuto 28, se produjo un quiebre en el juego, cuando Lorenzo Faravelli se barrió con peligro contra Gastón Fernández, y el árbitro Delfino le mostró la tarjeta roja. A simple vista, pareció exagerada la decisión del juez, quien se dejó llevar por la velocidad de la jugada. 

A su vez, Hernán Darío Ortiz, entrenador del Lobo, también se fue expulsado por el árbitro por continuar con las protestas.
El DT tripero se había acercado al cuarto árbitro Fernando Espinoza y le había reclamado al grito de “es una vergüenza”. El mismo Faravelli, fue quien salió muy enojado y al acercarse al túnel para retirarse al verstuario gritó: “siempre lo mismo con nosotros eh” y disparó varios insultos al aire y pateó la manga.

A partir de allí, el juego se calentó, y ganó en intensidad, pierna fuerte y desesperación. Además, fueron constantes las protestas de ambos equipos sobre cada fallo y fue allí cuando al árbitro se le fue de las manos el partido definitivamente. 

Como si fuera poco para Gimnasia, a los 43 minutos y tras un centro perfecto desde un tiro de esquina desde la derecha de la Gata Fernández, llegó Lucas Albertengo, para suspenderse en el aire y cabecear al gol al segundo palo de Arias, y convertirle el cuarto gol al lobo platense en su carrera (le había marcado dos goles con Atlético de Rafaela y uno con Independiente).

Luego, el Lobo estuvo cerca tras otro córner, pero el cabezazo de Gonzalo Piovi se fue unos centímetros al lado del palo izquierdo del arquero Mariano Andújar. Fue una constante habitual en el encuentro, las fallas en la marca en el juego aéreo, del lado de los dos equipos.

En el segundo tiempo, el Pincha salió decidido a liquidar el juego. A los dos minutos, y tras un córner de Fernández, llegó Enzo Kalinski, para rematar de cabeza y ver como la pelota salió besando el poste derecho del arquero rival. 

En el equipo local debutó Facundo Mura, quien se movió sobre el lateral izquierdo. El joven surgido de las divisiones inferiores del León, de 19 años, tuvo un gran desempeño como carrilero, tanto en defensa como en ataque, y fue una de las claves de la victoria en el Clásico de la ciudad de las diagonales.

Estudiantes pudo haberlo liquidado con un remate de Carlo Lattanzio que se estrelló en el travesaño, en el minuto 70, tras un zurdazo espectacular desde el vértice del área.

Durantes los últimos 10 minutos, el partido se exasperó. Todo se pareció más a un show de lucha libre que a un partido de fútbol. Delfino mostró cinco trarjetas amarillas y dos tarjetas rojas en ese lapso.  Las expulsiones fueron una por lado. Primero, se fue de la cancha Mateo Retegui (había ingresado hacía dos minutos al campo de juego), por una dura plancha contra Lucas Licht.

Y una vez dado el pitazo final, el juez expulsó al arquero Alexis Martín Arias, por tirar un pelotazo contra los alcanza pelotas. Otra tarde desafortunada y plagada de decisiones polémicas para Delfino, quien fue tanto o más protagonista del clásico que los propios jugadores.

Gimnasia ahora buscará sumar en las tres fechas que quedan para que no peligre su estancia en Primera División. Por su parte, Estudiantes lleva 16 años sin perder en su casa con su eterno rival.

Redacción - Futbolargentino.com