Liga de Campeones

Por: EFE • Futbolargentino.com

Real Madrid venció al Inter de Lautaro Martínez y acabó primero en su grupo de Champions League

Real Madrid hizo respetar su condición ante el Inter de Milán por la Champions League.

Actualización

Real Madrid hizo respetar su condición ante el Inter de Milán por la Champions League.

EFE. Dos grandes zurdazos, de Toni Kroos para romper el partido y Marco Asensio para sentenciarlo, sellaron el liderato de grupo de un Real Madrid que transmite grandes sensaciones, ilusiona al madridismo con una racha sin fin de nueve triunfos consecutivos tras superar a un buen Inter de Milán que se topó con su maldición del Bernabéu.

El Real Madrid dio un nuevo paso firme en su crecimiento continuo. El pase sellado a octavos de final por ambos equipos le añadía a un duelo con sabor a clásico europeo, la opción de atacar con sus bazas en busca de un liderato que, en teoría, puede ayudar a un cruce benévolo aunque estando la amenaza del PSG entre los segundos, nunca se sabrá lo que habría sido mejor. El caso es que el Real Madrid quiso el liderato y el Inter no dudó en lanzarse con valentía por el mismo objetivo para regalar un gran duelo al espectador.

Certificado el reto de regresar una década después a un lugar de privilegio, las eliminatorias de 'Champions', a Inzaghi no le tembló el pulso en su planteamiento. Salió a por su rival en un Bernabéu de ingratos recuerdos para el Inter, arriesgó con defensa de tres y la opción de dejar espacios para correr a un equipo que presentó a Vinícius y Rodrygo en sus alas.

Lanzado en lo anímico por una racha de triunfos que no encuentra final, la fortaleza madridista nació desde la entrega defensiva para salir airoso de los momentos de superioridad del Inter. Supo sufrir cuanto le tocó y cuando pudo correr se divirtió, con 'Vini' acariciando el gol antes de cumplirse los dos minutos, pero errando en las lecturas de contragolpes en igualdad numérica que pudieron sentenciar el duelo.

Porque lo desniveló Toni Kroos con un recurso al que debe apelar más el equipo de Carlo Ancelotti con los lanzadores de los que dispone. Su zurdazo lejano, ajustado al poste, fue un castigo a un Inter que había avisado con los remates de Lautaro y Perisic. El esfuerzo corriendo detrás de la pelota mereció la pena y la ventaja en el marcador aumentaba argumentos para retrasar unos metros las líneas de un Real Madrid que incluso le servía el empate para acabar primero.

Defender, con una figura emergente como Militao ganando duelos, no significó renunciar al ataque porque las mejores ocasiones fueron madridistas. Después del testarazo blando de Dzeko a Courtois y las imprecisiones de Vinícius en los contragolpes, apareció Jovic para perdonar un mano a mano y Rodrygo para rondar el gol con su disparo al poste al borde del descanso.

Lo mejor estaba por venir en una segunda parte en la que se impuso la imagen de equipo del Real Madrid, trabajado al detalle en todas sus líneas por Ancelotti, para no acusar ni el cansancio por la ausencia de rotaciones. Perdonó D'Ambrosio la opción de igualar el encuentro, chutando arriba con todo para marcar en el único desajuste defensivo blanco tras una perdida de Modric, hoy centenario en 'Champions', en salida de balón, y desapareció el Inter.

El Real Madrid ganó duelos, recuperó el balón y creció exhibiendo confianza en su juego. La sentencia la tuvo Casemiro en dos ocasiones, con un testarazo y un disparo raso, pero llegó con la reacción infantil de Barella a una pugna de Militao.

Su puñetazo le costó la expulsión y con el viento a favor, con Ancelotti dando un respiro a un puñado de titulares, Handanovic evitando que el buen partido de Rodrygo le acompañase el gol, llegó el segundo zurdazo de oro de la noche, de Marco Asensio a la misma escuadra tras besar la madera. Todo tan a favor que hasta Hazard salió unos minutos del ostracismo en una noche en la que el Bernabéu volvió a vibrar como antes de la pandemia.

PREVIA

EFE. El Real Madrid, ganador de trece Copas de Europa, y el Inter de Milán, que conquistó el trofeo de mayor prestigio a nivel de clubes en tres ocasiones, protagonizan un pulso atractivo entre históricos de la competición, con el pase a los octavos de final ya firmado por ambos y en pugna por el primer puesto que pueda facilitar un cruce más asequible en la primera eliminatoria. El duelo será este martes 7 de diciembre a las 17:00 horas de Argentina (20:00 horas GMT). Seguí la transmisión EN VIVO del partido.

Nadie lo asegura porque en el bombo estará ya seguro entre los segundos el multimillonario PSG, pero las posibilidades de tener un cruce benévolo en octavos pasan por acabar líder de grupo para el Real Madrid. Equipos como Manchester City, Liverpool o Bayern Múnich ya tienen su primer puesto asegurado y se libraría, de momento, de ellos.

A la cita llega lanzado el equipo de Carlo Ancelotti, que comenzó la competición sin ser incluido entre los favoritos, con el recuerdo de las últimas semifinales como un techo difícil de superar, pero su rendimiento en LaLiga Santander ha ido modificando la percepción de un equipo en crecimiento que se ha acostumbrado a ganar. Encadena ocho triunfos consecutivos, la tercera mejor racha del técnico italiano en el banquillo madridista, y sin apenas retoques a su equipo titular, responde con firmeza al reto que encara cada tres días un calendario demoledor.

Provocó las molestias musculares de Karim Benzema, el gran ausente del Real Madrid en el encuentro, su referente goleador que se perderá el último partido de una fase de grupos que ya es la más materializadora de su carrera con cinco dianas. Es la hora de Luka Jovic, que tan bien le suplió en un duelo de grandeza en Liga, en San Sebastián ante la Real Sociedad, asistiendo y marcando, mostrando al fin que tiene nivel para defender el escudo.

El liderazgo recaerá en uno de los jugadores en mejor estado de forma de todo el planeta, el brasileño Vinícius, decisivo hasta en sus días grises, el jugador al que buscan siempre sus compañeros para desatascar los partidos. Lanzado, respondiendo con goles, saborea el mejor momento de su carrera con el objetivo de trasladarlo a la competición de mayor repercusión. Dos tantos en esta edición, ambos al Shakhtar, pero sin continuidad goleadora en 'Champions', donde jugó 26 partidos y apenas marcó en cuatro. Un paso más en un crecimiento sin techo. Aspirante a firmar el tanto 1.000 del Real Madrid en la Copa de Europa. En 454 partidos, el equipo más laureado de la competición alcanzó los 999 goles.

Le vale al equipo de Ancelotti cualquier resultado ante el Inter que no sea una derrota para acabar primero. Corrigió el traspié ante el modesto Sheriff, en una derrota sonrojante en su vuelta a un Santiago Bernabéu donde apenas ganó uno de sus cuatro últimos partidos europeos. Y no se esperan novedades del técnico italiano más allá de la presencia obligada de Jovic y la opción de rotar entre Marco Asensio y Rodrygo. Fede Valverde cuenta con opciones de dar un respiro a Modric en el centro del campo.

El Inter llega en forma al Bernabéu, tras una racha de cuatro victorias consecutivas en la Serie A y de once partidos sin derrotas, entre todas las competiciones, culminada con la goleada 3-0 endosada al Roma del portugués José Mourinho. Solo perdió dos partidos en esta temporada, ante el Real Madrid en la primera vuelta y contra el Lazio, y consiguió en la última jornada europea el pase a los octavos de final tras diez años de espera.

Era el curso 2011-2012 y Claudio Ranieri era el entrenador de un Inter que, eliminado en octavos por el Marsella, entraría en un profundo proceso de involución del que salió definitivamente el año pasado con el triunfo en la Serie A. Antonio Conte dejó al club tras el título liguero y es ahora Simone Inzaghi el hombre que devolvió al club milanés el billete para los octavos de final. Pero su equipo quiere más y peleará por una plaza como líder de grupo en el Bernabéu, el estadio en el que conquistó, en 2010, su última Copa de Europa.

Para la cita con el Real Madrid, el Inter recuperará al defensa Stefan De Vrij, quien debería volver a la lista tras perderse los últimos cinco encuentros por una lesión muscular. El zaguero neerlandés intentará formar parte de la zaga titular, al lado de Milan Skriniar y Alessandro Bastoni. Mientras, Denzel Dumfries e Ivan Perisic ocuparán los dos carriles, con Nicoló Barella, el croata Marcelo Brozovic y el turco Hakan Calhanoglu en el centro del campo.

Junto al intocable Edin Dzeko estará el argentino Lautaro Martínez, quien pudo recuperar energías en el último encuentro liguero ganado en Roma, cuando fue suplente. Por contra, se perderá la cita su compatriota Joaquín Correa, uno de los más en forma en este período, quien sufrió una lesión muscular en el encuentro del Olímpico.

Alineaciones probables:

Real Madrid: Courtois; Carvajal, Militao, Alaba, Mendy; Casemiro, Kroos, Modric; Marco Asensio, Vinícius y Jovic.

Inter: Handanovic; Skriniar, De Vrij, Bastoni; Dumfries, Barella, Brozovic, Calhanoglu, Perisic; Lautaro y Dzeko.

Árbitro: Felix Brych (ALE).

Artículos Relacionados

+ Artículos