Futbolargentino.com Madrid Miércoles, 09 / Abr / 2014

Un DT argentino en semifinales de 'Champions' después de una década

Diego ‘El Cholo’ Simeone, es entrenador del Atlético de Madrid, rompe la década en la cual no había técnicos argentinos, el último fue Héctor Cúper con el Inter de Milán.

Un DT argentino en semifinales de 'Champions' después de una década
Los entrenadores argentinos del Barcelona Gerardo "Tata" Martino (i) y del Atlético de Madrid, Diego Simeone se saludan. EFE

Las semifinales de la Liga de Campeones contarán más de una década después con un entrenador argentino, Diego Simeone, al mando del Atlético de Madrid, una vez que ningún técnico de ese país alcanzaba esta ronda de la competición desde la temporada 2002-03, cuando Héctor Cúper dirigía al Inter de Milán.

Simeone lo ha conseguido en la campaña de su debut en el máximo torneo europeo, después de la victoria de esta noche en el estadio Vicente Calderón frente al Barcelona por 1-0, en el encuentro de vuelta de los cuartos de final. En la ida, disputada hace ocho días en el Camp Nou, ambos equipos empataron a uno en el marcador.

Desde los días 7 y 13 de mayo de 2003, cuando Héctor Cúper entrenó al Inter frente al Milan, ningún entrenador argentino se había clasificado para las semifinales de la competición, a la que el Atlético llega invicto tras sumar ocho victorias y dos empates en sus diez duelos de esta edición del torneo.

Sólo dos técnicos de ese país han ganado la Liga de Campeones: Luis Carniglia, que conquistó el título en dos ediciones, en 1958 y 1959, al mando del Real Madrid, y Helenio Herrera, campeón de Liga tanto con el Atlético como con el Barcelona y que dirigió al Inter de Milán a la gloria europea en 1964 y 1965. Ha pasado medio siglo.

Además de Carniglia y Helenio Herrera, sólo otros dos entrenadores argentinos han logrado un título en una competición europea de la UEFA: Diego Simeone, que ganó la Liga Europa con el Atlético de Madrid en 2012; y Alfredo Di Stéfano, que consiguió la Recopa de 1980 cuando dirigía al Valencia.