Futbolargentino.com Buenos Aires Jueves, 10 / Oct / 2019

Las mujeres iraníes le trajeron suerte a su Selección: golearon 14-0 a Camboya en un día histórico

Por primera vez en 40 años las mujeres de Irán asistieron ir a un estadio de fútbol para ver el partido de su Selección libremente. Aunque todavía se vivieron algunas restricciones: la cantidad de entradas que les vendieron fueron limitadas y se sentaron en gradas separadas de los hombres.

Mujeres de Irán disfrutando de su Selección
Mujeres de Irán disfrutando de su Selección

Las mujeres iraníes fuero protagonistas de un hito desde el triunfo de la Revolución Islámica en 1979: por primera vez en 40 años las mujeres lograron ingresar a un estadio de fútbol en el marco del partido que se disputó en el Azadi de Teherán entre las selecciones de Irán y Camboya, un partido clasificatorio para el Mundial de Catar 2022.

Armadas con banderas iraníes, gorros con los colores nacionales y trompetas, las mujeres comenzaron a alentar durante más de dos horas en un duelo, que terminó con la victoria aplastante de Irán por 14 goles a 0.

"Estoy muy contenta porque era mi sueño poder venir al estadio Azadi", dijo a Efe emocionada la aficionada Sharvanaz Salehí, que cubría sus hombros con la bandera iraní.

Lo cierto es que se trató de una pequeña luz en el túnel porque todavía falta mucho por lograr: las mujeres ocuparon cinco sectores de gradas, separadas de los hombres, en un estadio con capacidad para 78.000 personas que estaba prácticamente vacío. Solo 3.500 espectadoras pudieron ser testigos de este hecho. Se espera que un futuro no muy lejano haya menos limitaciones y se vendan más entradas.

Desde el triunfo de la Revolución Islámica en 1979 las mujeres solo habían entrado al estadio a ver partidos de fútbol masculinos en un par de ocasiones y por invitación: el duelo entre el club iraní Persépolis y el japonés Kashima Antlers en noviembre pasado, y el amistoso entre Irán y Bolivia, en octubre de 2018.

También las periodistas mujeres sufrieron restricciones: no se emitieron por ejemplo acreditaciones para cámaras de televisión o fotógrafas para evitar su presencia junto a los hombres en el campo. Quedaron recluidas en una especie de zona VIP sin acceso a las aficionadas, pese a que, según dijo a EFE uno de los representantes de la FIFA, habían luchado durante tres días para conseguir más facilidades.

"Paso a paso", fue la frase más escuchada tanto entre los representantes de la FIFA como de la Federación de Fútbol iraní.

A pesar de las limitaciones, para las periodistas iraníes también fue un momento único.

Las autoridades iraníes no han permitido hasta ahora a las mujeres acudir a los estadios de fútbol porque alegan que el ambiente no es recomendable para ellas, debido al comportamiento en ocasiones violento y maleducado de los hinchas.

Esta prohibición ha llevado a muchas aficionadas a intentar entrar en los estadios disfrazadas de hombres, pese al riesgo de ser detenidas.

Un caso muy grave fue este año el de la joven hincha del club Esteghlal Sahar Jodayari, quien murió tras inmolarse al saber que podría ser condenada a seis meses de cárcel por esta infracción.

Redacción deportes - Futbolargentino.com