Actualización: Sáb, 24 / Nov / 2018 10:40 pm
Futbolargentino.com Buenos Aires Sáb, 24 / Nov / 2018 10:22 pm

Copa Libertadores: el estadio de River fue clausurado luego de los incidentes

El estadio de River Plate fue clausurado temporalmente por los incidentes previos a la final de la Copa Libertadores 2018 que no se jugó.

El Monumental fue clausurado. Foto: AFP
El Monumental fue clausurado. Foto: AFP

Desde los organismos de seguridad de Buenos Aires se decidió clausurar el Monumental, estadio oficial de River Plate. Entre otras causas se enumeraron: falta de seguridad consistente en las adyacencias del estadio, exceso de capacidad y ocupación indebida en los accesos y pasillos.

Al parecer no solo hubo incidentes a la vista, el estadio estuvo desbordado y superó su capacidad máxima. Así como pasó en el entrenamiento abierto en La Bombonera de Boca Juniors.

“Había varios dirigentes sudamericanos de testigo y le dije a Angelici: "vos tenés allegados en el Ministerio de Seguridad. Te pido que mañana no haya nada raro que no permita que el partido se juegue en el Monumental” esas fueron las declaraciones de Rodolfo D’onofrio previo a la clausura del estadio. El presidente ya palpitaba lo que luego se anunciaría.

Dicha clausura del estadio Monumental puede ser levantada por el pago de la multa que se realizó hacia el Club Atlético River Plate. Por ende, si el partido se realiza el domingo podrá jugarse en Núñez y con hinchas en las tribunas.

Hoy desde temprano se vivió un clima teñido de violencia en las inmediaciones del Monumental. La jornada comenzó negra, robos de entradas se dieron en cantidad alrededor de las calles de Núñez. Al parecer hinchas que no poseían tickets atacaron a los que sí tenían.

Algunos hinchas detenidos en las inmediaciones. Foto: AFP

Poco tiempo más tarde, pasó lo que vieron todos. Hinchas violentos del Millonario atacaron con cualquier tipo de objeto al micro de Boca Juniors. Estos hechos fueron los que condicionaron a los jugadores del visitante y por lo cual el partido se suspendió.

Pasadas las siete de la tarde, se informó de la postergación del partido a la gente en las tribunas. Mientras el estadio era desalojado la violencia resurgió. Gente que esperaba en las inmediaciones volvió a arremeter contra los que poseían entradas ya que los tickets sirven para ingresar cuando se dispute el partido.

Asimismo, en las redes sociales circulan videos de personas desvalijando autos en los alrededores.

Carlos Tévez y Darío Benedetto se mostraron realmente descontentos por el manejo de la situación. “Si no jugamos mañana, el campeón va a ser River” dijo el Apache cuando se le preguntó si querían jugar el partido al día siguiente. A lo que él y Benedetto agregaron “Que le den la Copa a River” haciendo referencia a la obligación que les pone la Conmebol de disputar el encuentro lo antes posible.

Pablo Pérez y Gonzalo Lamardo son los más afectados. El capitán tuvo que ser trasladado a una clínica en donde se le diagnosticaron daños en la córnea por químicos. El mismo Tévez puso en duda la posibilidad de que Pérez juegue el domingo.

Pablo Pérez con el ojo tapado por su lesión. Foto: AFP

Este sábado el fútbol argentino mostró su peor cara ante el mundo. Como hace unos días en el estadio de All Boys, los operativos de seguridad colapsan sin que haya visitantes, parece ser que nunca más van a volver.

Patricio Pudenti Pasini - Futbolargentino.com