Futbolargentino.com Buenos Aires Miércoles, 06 / Nov / 2019

Habló Alexis Salinas, defensor de Arsenal de Sarandí, baleado con una escopeta

El jugador de Arsenal recibió un disparo desde un auto blanco y perdió la visión de un ojo y el otro está comprometido: el martes será operado para ver si puede recuperar algo de la visión. La ilusión es mucha porque quiere seguir jugando al fútbol. 

El jugador de Arsenal perdió la visión de un ojo y tiene el otro comprometido
El jugador de Arsenal perdió la visión de un ojo y tiene el otro comprometido

Alexis Salinas, defensor de Arsenal de Sarandí -plantel dirigido por Sergio Rondina- fue baleado con una escopeta. Como consecuencia del impacto de los perdigones en su rostro perdió la visión de un ojo y tiene comprometido otro.

Este marte será operado para ver si puede volver a ver algo. La expectativa "es que hay esperanza" dijo el jugador en diálogo con la prensa. Es que el el sueño de Alexis de seguir jugando al fútbol y ganarse un lugar entre el plantel titular es grande. 

"Lo único que espero es ver luz, ver algo, a mi hijo (de 4 años que tiene mucho por crecer), a mi familia, a mi mamá, a mis amigos", detalló. 

El hecho ocurrió en Ciudad Evita cuando estaba esperando con unos amigos a Eric, dueño de una peluquería, que se estaba bañando y después tenía que cerrar el local para irse todos juntos a comer una pizza. Era tarde, y el barrio es inseguro, pero estaban en el lugar equivocado en el momento equivocado. 

Un auto blanco abrió fuego sobre ellos. Alexis fue el que peor la pasó. Quedó tirado en la vereda, ensangrentado. Sus amigos lo cargaron al auto y lo llevaron hasta el hospital. "Sentí la luz ,pensé que había muerto", dijo. 

"El barrio necesita ayuda, es una zona muy complicada. No puede ser que anden en autos robados y la Policía lo único que hace es joder a al gente humilde en vez de meterse en los lugares en lo que realmente se tiene que meter", reflexionó. 

"Yo tenía puesta la gorrita y la capucha... puede ser que eso me haya salvado la vida", dijo con el diario del lunes. Pero también fue la ayuda de sus amigos que lo cargaron rápido en el auto y lo llevaron al hospital. 

La Policía dijo que se trató de un "ajuste de cuentas" pero no para que pagaran el futbolista de 22 años y su grupo de amigos sino que para otra banda que en esa misma zona, horas antes, se habían cruzado también a los tiros. "Creo que se equivocaron de personas. Yo no presté atención porque no estaba mirando. Fue solamente un segundo. Nos sentamos un minuto en el cantero y recibí el disparo", cuenta Alexis. 

Finalmente concluyó: "Pasa bastante seguido. Tiran tiros por tirar, son pibes que están mal de la cabeza, que por ser menores de edad hacen lo que quieren porque sabe que a los tres días salen"

Redacción deportes - Futbolargentino.com