Futbolargentino.com Buenos Aires Lunes, 15 / Dic / 2014

Diego Milito, 'el Príncipe' que volvió a Racing para ser campeón

Archivado en Primera División

Diego Milito regresó en junio a Racing Club con una sola ambición, colaborar para que el equipo de sus amores volviera a gritar campeón luego de 13 años de espera, y lo consiguió liderando a una plantilla que logró el objetivo.

SIGUENOS EN:

Google News
El jugador Diego Milito del Racing Club festeja luego de que el equipo se impusiera por 1-0 ante Godoy Cruz. Foto: EFE
El jugador Diego Milito del Racing Club festeja luego de que el equipo se impusiera por 1-0 ante Godoy Cruz. Foto: EFE

En los últimos minutos del encuentro definitorio ante Godoy Cruz, las más de 60.000 personas que colmaron el estadio Presidente Perón, además de animarse a gritar 'Dale campeón', le brindaron una ovación al ídolo que volvió a los 35 años para cumplir con esa ilusión que atesoró desde que dejó el fútbol argentino hace diez años.

"Volví para vivir esto que es un sueño. Estoy muy feliz, no puedo pedir más nada en este deporte", dijo entre lágrimas 'el Príncipe', que miraba a cada rincón del estadio como buscando una mirada cómplice con cada simpatizante de la 'Academia'.

Tras su década en Europa, donde pasó por los clubes italianos Geona e Inter de Milán y el español Real Zaragoza, Diego Milito sintió en junio que era tiempo de volver.

Y como dice el tango que mil veces interpretó Carlos Gardel, no hubo ningún tipo de impedimentos para que regresara a 'su casa', donde se formó, para ser el capitán y líder de una plantilla compuesta por muchos jóvenes.

Catar, China y Estados Unidos fueron algunos mercados que intentaron seducir a Diego Milito para sus últimos años en el fútbol, pero el delantero nunca dudó y le dijo a los dirigentes: "Pongan la cifra ustedes", allanando el único obstáculo que podría ser su contrato.

El amor fue más fuerte y seis meses después de aquella decisión, Milito volvió a repetir campeón como en aquel 2001.

"Agradezco a todos los muchachos que integraron el equipo que con su capacidad, esfuerzo y mucho hambre de gloria porque pudimos lograr este título que merecíamos. Agradezco a todos los que están con nosotros en el día a día y mucho no conocen sus caras", enfatizó el artillero, que convirtió seis goles en este campeonato en 18 partidos jugados.

Sus números vistiendo la casaca de la 'Academia' ahora quedaron en 43 goles en 165 partidos y la promesa de una estatua de bronce va camino a la realidad.

Sin embargo, en pleno festejo y con la algarabía del sueño cumplido, el capitán puso un nuevo objetivo en el horizonte: la Copa Libertadores de América.

Ese torneo internacional que Racing disputó seis veces (1962, 1967, 1968, 1989, 1997, 2003) y en el que se consagró campeón una sola vez en 1967 tras vencer a Nacional de Uruguay.

"Ahora es tiempo de festejar y descansar. Pero el año que viene volveremos a jugar la Copa Libertadores, que es una motivación para seguir adelante", completó Milito.

Así terminó la mágica noche del 'Príncipe', que regresó a su feudo para transformarse en 'Rey' y lograr una corona de campeón que no se lograba hace 13 años. Fernando Czyz. EFE

SIGUENOS EN:

Google News