Actualización: Sáb, 18 / Abr / 2020 4:31 pm
Futbolargentino.com Buenos Aires Sáb, 18 / Abr / 2020 4:29 pm

Sebastián Beccacece: de vender artículos de limpieza a dirigir a Racing Club

El actual entrenador de uno de los equipos grandes cuenta con una particular historia. 

Futbolargentino.com
Futbolargentino.com

La historia de Sebastián Beccacece fácilmente podría adaptarse al guion de una película. Antes de llegar al banquillo de Racing, el rosarino fue vendedor de artículos de limpieza, trabajó en las infantiles del Club Renato Cesarini y acompañó a Jorge Sampaoli en su travesía por Perú (Sport Boys y Sporting Cristal) y Chile (Universidad de Chile y O'Higgins) antes de llegar a la Selección Argentina. Posteriormente, se hizo cargo de Defensa y Justicia y peleó mano a mano el título con la Academia. 

El entrenador de Racing Club confesó que en su juventud se desempeñó como vendedor de artículos de limpieza en un negocio familiar. "Mi papá distribuía artículos comestibles y de limpieza. Lo acompañaba a trabajar de chico. Cuando yo tenía 17 años la idea fue extender un poquito el negocio, entonces salimos a armar nuevas zonas para buscar clientes. Ahí mi tarea fuera la de vendedor", indicó a Infobae.

Bajo esa misma línea, recordó sus métodos de convencimiento, el trabajo en Renato Cesarini y sus estudios en Educación Física. "Me las rebuscaba. Trataba de convencer a los clientes que optaran por nosotros. Trabajaba a la mañana, de 6:30 a 12 y ya después me iba a Renato Cesarini (a entrenar chicos), que era el espacio donde hacía lo que me gusta. Lo otro era trabajar para tener el peso para poder vivir".

"El tema de ser vendedor también tiene que ver con algo de generar un convencimiento. La competencia en la calle era muy grande. Me permitió ver de qué manera entrarle a cada cliente de manera diferente. A la noche estudiaba Educación física, que era también mi vocación", agregó. 

Asimismo, valoró su vínculo con los clientes. "Siempre trataba de generar un lindo vínculo y de que el cliente se sintiera bien atendido, escuchado. En la calle no tenés mucho tiempo y tampoco lo hay para ser escuchado. Uno quiere ir, levantar el pedido y salir a hacer el otro. Yo escuchaba los problemas que tenían". 

Finalmente, confesó que su título de entrenador lo obtuvo por internet. "Lo empecé a cursar en Rosario. Producto, gracias a Dios, de tener siempre trabajo, sobre todo en el exterior, no me permitía cursar. Antes para cursar tenías que tener 25 años, yo tenía 22, era imposible. Entonces me anoté para hacerlo virtual".

Sigue a Futbolargentino.com en Google News.