Actualización: Lun, 25 / Jun / 2018 5:20 pm
Futbolargentino.com Buenos Aires Lun, 18 / Jun / 2018 3:59 pm

El estadio Olímpico Luzhnikí trae gratos recuerdo a Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo quiere hacer haciendo historia en el fútbol mundial, y ya espera el segundo partido de su selección, Portugal, ante Marruecos.

El estadio Olímpico Luzhnikí trae gratos recuerdo a Cristiano Ronaldo

El estadio Luzhniki de Moscú, escenario del encuentro Portugal-Marruecos, de la segunda jornada del grupo B del Mundial de Rusia 2018, trae magníficos recuerdos a la gran figura lusa, Cristiano Ronaldo, que logró su primera Champions en este campo hace una década. 

El 21 de mayo de 2008 un joven Cristiano Ronaldo ya abanderaba al Manchester United de Inglaterra. Se plantó en la final de la máxima competición continental ante otro equipo inglés, el Chelsea.

Y Cristiano Ronaldo pasó por todos los estadios antes de poder festejar la corona. Adelantó a su equipo a los 26 minutos al cabecear magníficamente un centro desde el vértice del área del zaguero Brown -igualó antes del descanso Frank Lampard- y posteriormente en la tanda de penaltis malogró el tercer tiro de su equipo.

Para su fortuna, el "gran capitán" del Chelsea, John Terry, tuvo la victoria en sus botas en el quinto y último penalti de la primera serie, pero falló al resbalar debido a la incesante lluvia, lo que fue aprovechado por los "diablos rojos".

Seguidamente, el meta holandés Edwin van der Sar se convirtió en el gran héroe de la final, al detener el penalti lanzado por el francés Nicolás Anelka consumando la victoria de su equipo y Cristiano Ronaldo pudo celebrar, en un partido inolvidable de uno de los mejores futbolistas del planeta y que espera coronar su carrera con el título en el Mundial de Rusia 2018.

El 21 de febrero de 2012, Cristiano Ronaldo volvió a jugar, ya con el Real Madrid en el coliseo moscovita. Fue ante el CSKA en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones. No pudo festejar un triunfo en un partido disputado bajo cero (1-1).

Tuvo el partido ganado el equipo que dirigía Jose Mourinho con un tanto del delantero de Madeira a los 28 minutos, a centro del germano Mesut Ozil, pero no sentenció el cuadro blanco y lo pagó con un tanto en la prolongación (m.93) del sueco Wernbloom para empatar el partido.

En la vuelta, los blancos ganaron por 4-1, con doblete de Cristiano Ronaldo y dianas de Gonzalo Higuaín y Karim Benzema, y lograron la clasificación a cuartos de final de la Champions.

Ese mismo año, el 12 de octubre, sufrió su única derrota en el Luzhniki, al perder por 1-0 ante la selección de Rusia en la fase de clasificación para el Mundial de Brasil.

El equipo anfitrión, que estaba dirigido por el italiano Fabio Capello, anuló a un Cristiano Ronaldo que arrastraba molestias del encuentro del domingo anterior ante el Barcelona y venció por 1-0 con un tempranero tanto de Aleksandr Kerzhakov.

Cristiano Ronaldo se tomó la revancha en la pasada Copa de las Confederaciones, aunque el duelo entre las selecciones rusa y lusa se jugó en el estadio Spartak. Cristiano Ronaldo sentenció el triunfo de las 'Quinas' con una diana tempranera (0-1).

Portugal avanzó a semifinales pero cayó ante Chile. Rusia concluyó tercera del grupo A y quedó eliminada. Los lusos volvieron a jugar en dicho campo por el tercer puesto ante México (2-1), pero el madridista no jugó. 

EFE