Primera División

Suazo quería jugar en Boca para estar cerca de su familia

El delantero chileno de Monterrey se mostró muy molesto y dice que en el club mexicano "son injustos con él". Además, aclaró que cumplirá su contrato.

Humberto Suazo está muy enojado con su club, Los Rayados de Monterrey. Foto: EFE
Humberto Suazo está muy enojado con su club, Los Rayados de Monterrey. Foto: EFE

El delantero chileno de Monterrey se mostró muy molesto y dice que en el club mexicano "son injustos con él". Además, aclaró que cumplirá su contrato.

El futbolista chileno Humberto Suazo, delantero del Monterrey mexicano, dijo que la relación con la directiva está totalmente rota y que cumplirá con su contrato aunque anticipó que no será en las mejores condiciones.

"La relación está totalmente rota, no tengo nada que hablar con ellos y si no sale nada voy a cumplir el contrato como debe ser", dijo Suazo a medios.

"Estoy muy dolido, después de tanto que he vivido en este club que me traten así, que me traten de esta forma es injusto, ellos se llenan la boca diciendo cosas y me duele porque mi familia lee todo y están preocupados", agregó Suazo.

El chileno, de 30 años, comentó que los directivos siempre van a decir lo que les conviene y que él tiene todas las propuestas que se han enviado.

"Lo importante es que estoy trabajando bien y concentrándome en una buena preparación y en los horarios que me han dicho".

Sobre la oferta del Boca Juniors argentino, el atacante dijo solo le interesaba una buena propuesta que lo acercara a su país y su familia.

"Tengo un contrato por cumplir (hasta junio de 2013), pero creo que no va ser en las mejores condiciones. Tengo pensado estar más cerca de mi país", aseguró.

Suazo, campeón goleador del Clausura 2008 y el mejor futbolista en México en 2009 dijo que el Monterrey no le ofrece la posibilidad de salir y al contrario, lo bloquea a pesar de existe una oferta.

"Cuando llegué acá tenía 26 años, venía de jugar de la Libertadores, de tener un rendimiento muy bueno en Copa América y ahora que tengo 30 años, me quieren vender casi al doble. Creo que es injusto para mí después de todo lo que le he dado a la institución", explicó.

El chileno dijo que solo le resta entrenar ya que la relación con la directiva no da para más y que las condiciones en las que se encuentra no son las mejores para un jugador profesional.

Artículos Relacionados

+ Artículos