Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Peñarol eliminó a Vélez y regresa a una final de la Libertadores

El club uruguayo, preñado de gloria en medio siglo, vuelve a ser finalista del torneo más importante de América del Sur tras superar en las semifinales al argentino.

Futbolargentino.com - Buenos Aires - Jueves, 02 JUN 2011
El jugador Emiliano Papa (d) de Vélez Sarsfield disputa un balón con Matías Corujo (i) de Peñarol/EFE
El jugador Emiliano Papa (d) de Vélez Sarsfield disputa un balón con Matías Corujo (i) de Peñarol/EFE
El jugador Maximiliano Moralez (i) de Vélez Sarsfield disputa un balón con Luis Aguiar (d) de Peñarol/EFE
El jugador Sebastián Domínguez (i) de Vélez Sarsfield disputa un balón con Alejandro Martinuccio (d) de Peñarol/EFE
El jugador Santiago Silva (d) de Vélez Sarsfield disputa un balón con Luis Aguiar (i) de Peñarol/EFE
Jugadores de Peñarol celebran ante Vélez/EFE
Matías Mier de Peñarol celebra su gol ante Vélez Sarsfield/EFE
Santiago Silva de Vélez Sarsfield celebra su gol ante Peñarol/EFE
Matías Mier de Peñarol celebra su gol ante Vélez Sarsfield/EFE
Jugadores de Peñarol celebran el gol convertido por Matías Mier (c) ante Vélez/EFE
Santiago Silva de Vélez Sarsfield celebra su gol ante Peñarol/EFE
Los jugadores de Peñarol de Uruguay festejan el penal marrado por Santiago Silva de Vélez/EFE
El jugador de Velez Sarsfield Fernando Ortiz (i) disputa el balón ante Alejandro González (arriba, d) y Matías Corujo (abajo, d) de Peñarol/EFE
Un simpatizante de Velez Sarsfield alienta a su equipo frente a Peñarol/EFE
Santiago Silva de Vélez Sarsfiels (der) marra un penal ante Peñarol/EFE
El entrenador de Peñarol de Uruguay Diego Aguirre/EFE
El jugador de Velez Sarsfield Santiago Silva resbala y marra el penal frente Peñarol/EFE
Simpatizantes de Peñarol animan a su equipo ante el Velez Sarsfield/EFE
Los jugadores de Peñarol de Uruguay festejan el paso a la final de la Copa/EFE

El uruguayo Peñarol, preñado de gloria en medio siglo de la Copa Libertadores, vuelve a ser finalista del torneo más importante de América del Sur tras superar en las semifinales a Vélez Sarsfield, considerado el mejor equipo argentino en la actualidad.

Vélez Sarsfield ganó este jueves por 2-1, resultado insuficiente para remontar el 1-0 que obtuvo el Peñarol una semana antes en el estadio Centenario de Montevideo, debido al valor extra de los goles anotados fuera de casa.

Abrió el marcador Fernando Mier (m.33), igualó Fernando Tobbio (m.45) y dio la pírrica victoria al Vélez Santiago Silva (m.67), que a los 75 malogró un penalti.

Peñarol, el primer campeón del torneo en 1960, y que ha logrado posteriormente otros cuatro títulos, llega a esta fase 24 años después de su última conquista continental, en 1987.

Las circunstancias no daban lugar a las especulaciones. El Vélez necesitaba ganar y el conjunto de Montevideo entendía que su ventaja mínima en el marcador tras el encuentro de ida significaba una ventaja carente de garantías, que debía reforzarse.

En ese contexto, dos equipos afianzados, compactos, encararon el partido con la misma tesitura: firmeza defensiva, carácter en la zona de contención y gestación y, por un lado, la rotación hacia adelante de los delanteros locales y, por el otro, la velocidad de Martinuccio, el punta de un Peñarol sólido

El equilibrio de fuerzas se convirtió rápidamente en el principal atractivo del choque. Cuando el balón llegaba a las áreas tanto los propios como los extraños se ponían de pie, levantados por olfatos sensibles al perfume de gol.

Un pilar defensivo del Vélez como el defensa y capitán Cubero duró un cuarto de hora y salió del campo lesionado y un gesto de dolor del centrocampista Maxi Moralez puso los pelos de punta al entrenador argentino, Ricaedo Gareca, antes de la media hora de juego.

Y de todas las posibilidades ofensivas del partido sobresalió la de un Martinuccio veloz, atento, inquieto, que asistió magistralmente por la izquierda a Matías Mier, encargado de abrir el marcador a la media hora y tres minutos con notable solvencia y que puso al Vélez al borde del abismo.

Ese gol daba al Peñarol una ventaja de 0-2 y obligaba al equipo de Buenos Aires a montar un muro delante de su portería y marcar tres goles para progresar hacia la final.

En el tramo final de la primera parte el árbitro chileno Enrique Ossés invalidó un gol de Juan Martínez para el Vélez y consideró legítimo el de Fernando Tobbio, que estaba adelantado al anotar, tras un rechace del meta uruguayo Sosa a los 45.

Pero Corujo, Freitas, Aguilar, Olivera y Mier, uno de los mejor dotados técnicamente en el equipo de Diego Aguire, contuvieron la esperanza del Peñarol, alimentaron el sueño de volver a la fase final de una Libertadores en la que los 'mirasoles' ha hecho historia.

El equipo de Gareca, impulsado por su amor propio y en momentos en que a su silenciosa afición le costaba superar el impacto del gol de Mier, se las rebuscó para generar varias situaciones de peligro frente a la meta uruguaya, especialmente a través de Juan Martínez.

La ventaja en el marcador global permitía al equipo de Montevideo regular sus esfuerzos, tomarse un respiro y pararse en el campo en postura de contraataque.

El tanto de Santiago Silva con un zurdazo clamoroso para el 2-1 en favor de Vélez a los 67 minutos, puso al partido encima del fuego, y a los 75, una falta contra Martínez daba la posibilidad a los 75 de que el conjunto argentino, mediante un penalti, alcanzara el resultado necesario para pasar a la final.

Pero Silva se resbaló al rematar, el balón pasó por encima del larguero y los sonidos del silencio en el estadio José Amalfitani se extendieron a todo el barrio porteño de Liniers.

El equipo uruguayo celebró minutos más tardes una nueva página escrita con letras de oro en su historia junto a miles de hinchas uruguayos de cruzaron el Río de la Plata desde el miércoles.

Ficha técnica:

2. Vélez Sarsfield: Marcelo Barovero; Fabián Cubero (m.14, Fernando Tobbio), Sebastián Domínguez, Fernando Ortiz, Emiliano Papa; Augusto Fernández, Héctor Canteros, Víctor Zapata (m.88, David Ramírez), Maxi Moralez (m.61, Ricardo Álvarez); Juan Manuel Martínez y Santiago Silva. DT: Ricardo Gareca.

1. Peñarol: Sebastián Sosa; Alejandro González, Carlos Valdez, Guillermo Rodríguez, Darío Rodríguez; Matías Corujo, Nicolás Freitas, Luis Aguiar, Matías Mier (m.70, Alejandro Stoyanoff); Alejandro Martinuccio (m.82, Emiliano Albín) y Juan Manuel Olivera. DT: Diego Aguirre.

Goles: 0-1, m.33: Mier. 1-1, m.45: Tobbio. 2-1, m.67: Silva.

Árbitro: Enrique Osses (CHI). Expulsado: Ortiz (m.69). Amonestados: Ortiz, Silva y Albín.

Incidencias: Partido de vuelta de las semifinales de la Copa Libertadores disputado en el estadio José Amalfitani ante unos 55.000 espectadores, 7.000 de ellos hinchas del Peñarol.

Publicidad
+ Artículos
Publicidad
FutbolArgentino.com
www.colombia.comwww.bolivia.com