Futbolargentino.com Buenos Aires Martes, 03 / Nov / 2015

Manchester United quedó cerca de los octavos gracias a Wayne Rooney

Un tanto del delantero inglés Wayne Rooney le dio al Manchester United un triunfo vital ante el CSKA, y así los ingleses quedaron cerca de los octavos de final de la Liga de Campeones.

Wayne Rooney, figura del fútbol inglés. EFE.
Wayne Rooney, figura del fútbol inglés. EFE.

Un tanto de Wayne Rooney a diez minutos para el final del partido castigó a un rácano CSKA Moscú en Old Trafford y dio al Manchester United un triunfo vital, que lo coloca con pie y medio en octavos de final de la Liga de Campeones.

También le puede interesar: Real Madrid se afianza en lo más alto tras vencer al PSG.

Después de tres empates consecutivos, dos en Premier League y uno en Liga de Campeones, Manchester United necesitaban una victoria balsámica que allanara el camino a la siguiente ronda de la máxima competición continental.

Sorprendió Louis van Gaal dejando a Ander Herrera y a Memphis Depay en el banco y apostando por el joven canterano Jesse Lingard en el costado izquierdo, en una línea de volantes con Juan Mata y el mismo Wayne Rooney.

Cuatro minutos tardó en llegar la primera aproximación con peligro de los locales, después de una gran jugada por la izquierda de Lingard que centró Marcos Rojo y que Wayne Rooney, de zurda, mandó el balón ligeramente desviado.

Tenía la posesión y atacaba el Manchester United, muy dependiente de una genialidad de Rooney, Mata o Martial para hacer daño a un CSKA muy serio en defensa, que buscaba siempre en velocidad al rapidísimo Ahmed Musa.

Dio entrada Van Gaal a Fellaini por Martial y colocó a Wayne Rooney en una posición más adelantada. Mejoró el Manchester United y primero el propio Rooney tras una buena jugada de Mata y luego Carrick pudo romper la férrea defensa, aunque ninguno acertó.

Se fueron al ataque los moscovitas y De Gea tuvo que emplearse a fondo para salvar un mano a mano que enmudeció a Old Trafford. Del casi 0-1 se pasó al 1-0 en apenas dos minutos, cuando en el 80 Rooney remató de cabeza a la red un centro desde la derecha de Lindgard, el mejor del partido.

Acá más información de Liga de Campeones.

Desde ahí el marcador no se volvió a mover y el Manchester United celebró una victoria que se antojaba vital en sus aspiraciones europeas.

Interlatin.com